La Generalitat de Cataluña remite alegaciones en un burofax al Senado

La Generalitat ha enviado mediante un burofax dirigido al Senado sus alegaciones a la aplicación del artículo 155 por el Gobierno, y aunque han llegado tres minutos tarde sobre el plazo serán admitidas por la Cámara Alta. El presidente catalán acusa al Gobierno de haber "sobrepasado ampliamente" y "sin justificación" los límites de las medidas del 155, por ir más allá de buscar el cese de las actuaciones del Govern relacionadas con el proceso independentista.
El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, durante su comparecencia en el Parlamento regional, en la que ha afirmado que asume el 'mandato del pueEl presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, durante su comparecencia en el Parlamento regional, en la que ha afirmado que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente ha propuesto "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.EFE/Quique García

 

Así consta en las alegaciones a la aplicación del 155 que la Generalitat ha remitido al Senado, un documento con duros reproches al Ejecutivo, como cuando considera una “aberración” que el presidente del Gobierno sea el que decida la convocatoria electoral o que en definitiva vaya a haber un “gobierno del Estado en Cataluña” que “no tiene cabida.
La Generalitat ha enviado mediante un burofax dirigido al Senado sus alegaciones a la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno, y aunque han llegado tres minutos tarde sobre el plazo establecido a las 10.00 serán admitidas por la Cámara Alta, según fuentes de la institución.
El documento con las alegaciones reseña la hora de admisión figuran las 10.03 horas, esto es, tres minutos después de la hora límite fijada para su presentación.
No obstante, pese a este retraso el documento va a ser aceptado y constará a los efectos de la tramitación parlamentaria.
El Gobierno catalán ha utilizado para enviar sus alegaciones el mismo procedimiento que empleó el martes el presidente del Senado, Pío García-Escudero, para comunicar al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que podía formular sus alegaciones hasta las diez de esta mañana, y defenderlas personalmente esta tarde en comisión o mañana en el pleno que aprobará las medidas.
El presidente Puigdemont ha renunciado a acudir a la Cámara Alta, decisión que el Govern justifica porque entiende que el Gobierno ya tiene decidido aplicar el artículo 155 de la Constitución, una vez que cuente con el permiso de la mayoría absoluta del Senado.
Con las alegaciones ya en la Cámara Alta, hoy a mediodía comenzarán los trabajos de la ponencia de la comisión conjunta, integrada por diez senadores de todos los grupos que se reunirán a puerta cerrada para debatir las medidas propuestas por el Gobierno.
A juicio del Ejecutivo catalán, las decisiones que recoge el acuerdo del Gobierno para aplicar el 155 que va a debatir el Senado, “despojan prácticamente a las instituciones de la Generalitat de sus principales atribuciones”.
Cita por ejemplo, entre otras, el hecho de que el presidente del Gobierno vaya a asumir la potestad de disolver el Parlamento y convocar elecciones en Cataluña, así como cesar al presidente de la Generalitat, limitar las potestades del Parlament y que el Estado se haga cargo de “la dirección política de la administración de la Generalitat en su conjunto”.
Por ello, considera que si el Senado autoriza las medidas, “estaría imponiéndolas sin una ponderada causa justificante e incurriendo en un exceso notorio” respecto al objeto del requerimiento previo que el Gobierno hizo a la Generalitat al activar el 155.
Los ponentes podrán negociar posibles cambios mediante enmiendas “in voce” que se presentarán sobre la marcha para finalmente emitir un dictamen que pasará a ser discutido esta tarde, a partir de las 17.00 horas, por toda la comisión, ya en sesión abierta a los medios de comunicación.
En esta comisión, conformada por 27 senadores, está previsto que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defienda las medidas propuestas por el Ejecutivo, que serán sometidas después a debate y votación.
Finalmente, y según determina el Reglamento de la Cámara, la comisión “formulará propuesta razonada sobre si procede o no la aprobación solicitada por el Gobierno, con los condicionamientos o modificaciones que, en su caso, sean pertinentes en relación con las medidas proyectadas”.
Esta propuesta será elevada al pleno extraordinario que mañana viernes celebra el pleno del Senado a fin de su ratificación por la mayoría absoluta del hemiciclo.
En el Senado, el Gobierno cuenta con el respaldo de los populares -mayoría absoluta- además del PSOE y Ciudadanos. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis