Gelu Barbu, coreógrafo rumano

El bailarín y coreógrafo rumano Gelu Barbu ha fallecido a los 83 años en Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad donde se afincó hace medio siglo tras huir de la dictadura de Nicolae Ceausescu.
El coreógrafo Gelu Barbu en Las Palmas de Gran Canaria. EFE/Archivo/Ángel MedinaEl coreógrafo Gelu Barbu en Las Palmas de Gran Canaria. EFE/Archivo/Ángel Medina

Gelu Barbu (Lugoj, Rumanía, 1932) se formó con Alexandre Pushkin en la escuela Vaganova de San Petersburgo (entonces Leningrado), donde compartió clases con Nureyev y Barishnikov, y llegó a ser primer bailarín de las Óperas de Bucarest, Oslo y Nuremberg.

En noviembre de 1961, huyó de la dictadura rumana aprovechando una gira de su compañía por la República Democrática Alemana (la Alemania del Este), desde donde logró cruzar al sector occidental de Berlín a través del punto de control estadounidense.

El bailarín rumano seguía así los pasos de Rudolf Nureyev, que solo cinco meses antes había desertado de la URSS durante una gira del Ballet Kirov y había pedido asilo político en París.

Tras pasar unos años en Alemania, Noruega y Suecia, Gelu Barbu llegó en 1966 a Gran Canaria por consejo médico, con el propósito inicial de recuperarse de una lesión de espalda.

Sin embargo, acabó instalándose en la isla, donde desarrolló su faceta como coreógrafo, tuteló a toda una generación de bailarines y fundó primera escuela de ballet clásico de Canarias, que hoy dirigen sus discípulos Miguel Montáñez y Wendy Artiles.

En 2006, el Cabildo de Gran Canaria lo declaró Hijo Adoptivo de la isla, en reconocimiento a su contribución a la cultura.

En 2014 Barbu había sufrido una trombosis cerebral y varios microinfartos que deterioraron gravemente su salud. EFE/doc

 

 

Publicado en: Obituarios