REPORTAJE: Gaudí, del modernismo a lo sublime

Se cumplen noventa años de la muerte de Antoni Gaudí, genio de la arquitectura modernista, atropellado por un tranvía, a los 73 años. Pasó sus últimos 16 años de existencia enclaustrado en su propia obra, para como un asceta, inspirarse y poder construir su obra cumbre, la Sagrada Familia, un templo para Dios todavía en construcción.
  • Un busto con la imagen del artista modernista ' Antonio Gaudi' fue inaugurado hoy en la fachada del nacimiento del templo de la Sagrada Familia. EFE/AUn busto con la imagen del artista modernista " Antonio Gaudi" fue inaugurado hoy en la fachada del nacimiento del templo de la Sagrada Familia. EFE/Archivo/jm/Lluis Gene
  • NY 02 NUEVA YORK (EEUU), 24/05/04.- La Catedral de la Sagrada Familia de Barcelona, la incompleta creación del arquitécto catalán Antoní Gaudí, fue completada en una versión tridimensional y virtual y presentada por primera vez este lunes 24 de mayo durante una rueda de prensa en el Instituto Cervantes de Nueva York, por el director del proyecto Toni Meca. A la izquierda se puede apreciar la catedral como se encuentra en la actualidad, y a la derecha totalmente terminada. EFE/MIGUEL RAJMIL
  • MD59. Madrid, 15/07/05.- La UNESCO anunció hoy la inclusión de nuevas obras del arquitecto español Antoni Gaudí en la lista del Patrimonio Mundial. En la foto, (de arriba a bajo y de izda a dcha) la fachada de la Natividad, la Casa Vicens, la Casa batlló, y la cripta de la colonia Güel. EFE
  • B.1 Barcelona, 23/03/04.- La histórica Casa Batlló, situada en el céntrico paseo de Gracia de Barcelona, abrirá por primera vez y durante un periodo indefinido todas sus dependencias al público a partir del 25 de marzo para conmemorar el centenario del inicio de las obras realizadas por Antoni Gaudí. EFE /Albert Olive
  • Un busto con la imagen del artista modernista ' Antonio Gaudi' fue inaugurado hoy en la fachada del nacimiento del templo de la Sagrada Familia. EFE/A

Amalia González Manjavacas.-

La Sagrada Familia, obra cumbre del arquitecto catalán, Antoni Gaudí,  e icono del modernismo, un nuevo estilo de inspiración en la naturaleza donde se incorporan las novedades de la revolución industrial, la del hierro y el cristal, algo que Gaudí superó y elevó hasta alcanzar otra dimensión. Sobrepasa este templo del genio catalán, superando su maestría arquitectónica, material y terrenal, toda sofisticación estética, para plasmar la espiritualidad inmaterial de una obra hecha para Dios. Una sofisticada estructura que lleva 150 años en construcción, con 18 imponentes torres y portadas.

Como todas las obras de Gaudí,  arranca de este  estilo joven, primaveral, un arte novedoso y libre, que representará una ruptura con los estilos de tradición academicista –el historicismo- como el realismo o impresionismo.

La Sagrada Familia, templo descomunal en volúmenes, de soluciones efectistas y sorprendentes, aparatoso y rebuscado quizás, para otros hasta excesivo, fue un ejercicio naturalista, tan novedoso en sus elementos decorativos, que a nadie deja indiferente. Una obra que, pese a que su creador murió hace noventa años, ha continuado construyéndose sin interrupción.

Este artista polifacético, que además de arquitecto, diseñó muebles, fue ilustrador, decorador, vidrieras,  proyectó un templo muy ambicioso de proporciones, más de 4.000 metros cuadrados, 18 torres, tres monumentales portadas, para expresar su  espiritualidad y religiosidad, plagado de referencias esotéricas, mágicas,  a veces hasta excesivo, y al mismo tiempo de sutil.

Antoni Gaudí (1852-1926), hijo de un calderero, compaginó sus estudios con el trabajo en estudio de arquitectos pero también en talleres de carpinteros, cristaleros y cerrajeros, donde aprendió estos oficios y que influyó en su obra como la casa Vicens, el Palacio Episcopal de Astorga; el colegio de Santa Teresa de Jesús; la “Casa de los Botines” de León; la casa Calveto; o las casas Batlló y la Milá, conocida como La Pedrera, ambas en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Hombre de profunda fe, intelectual, de mente analítica, Antoni Gauidí cuestionó tanto lo racional como espiritual, fue además un observador de la naturaleza. Esta introducción de formas orgánicas, cargadas de simbolismo, supuso una rotura de los esquemas establecidos, tanto en los sistemas constructivos y estructurales de sus edificios, como en su metodología propia y única.

Construida bajo el concepto de templo expiatorio, es decir financiada de manera totalmente privada, el templo fue consagrado en 2010 por Benedicto XVI, y su autor, un hombre de fe y avanzado -como solo los genios- para su época, por el que se pide su beatificación desde hace años.

Esta catedral en obras , desde 19883 en construcción, fue el centro de trabajo de buena parte de la vida, en ella pasó prácticamente recluido los últimos 16 años de su vida en exclusiva, como un asceta, y bajo ella descansa eternamente. En ella encontró la mejor forma de servir a Dios y a los demás.  Gaudí proyectó una iglesia de enormes dimensiones, con planta de cruz latina y torres de gran altura, con una importante carga simbólica, tanto en forma arquitectónica como escultórica, con el objetivo final de ser una explicación catequética de las enseñanzas de los Evangelios.

La idea de construir un templo dedicado a la Sagrada Familia de Nazaret,  pese a que la idea original fue a San José. El proyecto fue encargado a Francisco de Paula del Villar y Lozano. De los planos y maquetas de Gaudí se conservaba poco ya que planos y maquetas originales del artista desaparecieron tras los actos vandálicos durante la Guerra Civil.

Con Gaudí como director de la obra desde 1883 hasta su muerte, el templo fue completamente replanteada. Según su proceder habitual, a partir de bocetos generales del edificio fue improvisando la construcción a medida que avanzaba e infundió una estructura repleta de simbolismo, evocaciones esotéricas, creando un mundo fantástico como espiritual.

Desde 1914, Gaudí se dedica exclusivamente a ella y contó con numerosos colaboradores, arquitectos, escultores y modelistas dado el ambicioso y descomunal proyecto.
La Sagrada Familia tiene tres fachadas dedicadas a Jesucristo: la del Nacimiento, la de la Pasión y la de la Gloria, dos sacristías, un baptisterio y la cripta. Actualmente están terminados la del Nacimiento, terminada por Gaudí, y la de la Pasión. Terminadas las dos primeras, la fachada de la Gloria, será la portada principal cuando se termine, sobre 2025.

El templo tendrá 18 torres: cuatro en cada una de las tres fachadas y, a modo de cúpulas, se dispondrán las otras seis torres. Todo en esta obra resulta grandioso, imponente, simbólico, esotérico, casi excesivo, con superficie final de 4.500 metros cuadrados y una capacidad para 14.000 personas.

Nacido en Reus, cuna de masonería, todos sus amigos eran masones, o bajo el mecenazgo de Güell (reconocido masón), con discípulos masones reconocidos, en un tiempo, finales del siglo XIX y principios del XX, que la mayoría de los intelectuales republicanos, monárquicos, católicos, agnósticos, o ateos, lo eran.

En todas sus obras aparece la simbología masónica  -compás y la escuadra, las herramientas del albañil, el cuadrado con casillas que suma 33, la barca, el huevo, el dragón, el ojo del creador, etc.-, pero lo sorprendente y novedoso es que Gaudí se atreviera con ella para levantar un templo católico.  Bien es cierto, que los símbolos masónicos se nutren de la iconografía cristiana o católica. El compás y la escuadra, las herramientas del albañil, el cuadrado con casillas que suma 33, la barca, el huevo, el dragón, el ojo del creador…

 “Todo el mundo encuentra sus cosas en el templo: los campesinos ven gallinas y gallos; los científicos, los signos del Zodíaco; los teólogos, la genealogía de Jesús; pero la explicación, el raciocinio, sólo la saben los competentes y no se debe vulgarizar”, dijo el arquitecto catalán para buen entendedor.

Tras su muerte, su nombre y su obra encalló en un periodo de ostracismo, hasta que las corrientes vanguardistas y el movimiento internacional le recuperó y fue presentado como un ejemplo de modernización y renovación arquitectónica. EFE-DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Reportajes

imagen

imagen