Frustrado el plan sanitario, Madrid pierde su último gran frente político

Mes y medio después de la renuncia del magnate Sheldon Adelson a levantar el macrocomplejo Eurovegas, la decisión de Ignacio González de abandonar el plan para privatizar la gestión de seis hospitales tras sucesivas paralizaciones judiciales supone el cierre del último gran frente político abierto en Madrid.
Protesta de la 'Marea Blanca' a favor de la sanidad pública y en contra de la privatización anunciada por la Comunidad de Madrid el 22 de septiembreProtesta de la "Marea Blanca" a favor de la sanidad pública y en contra de la privatización anunciada por la Comunidad de Madrid el 22 de septiembre de 2013. EFE/Archivo/Fernando Alvarado

C. Feal.

Los dos cierres en falso de los que eran los proyectos estrella de la Comunidad de Madrid, que además se producen tras la derrota de la candidatura de la ciudad de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020, han borrado del mapa madrileño los que hasta el momento eran los caballos de batalla político. 

Porque la oposición a Eurovegas y a la privatización sanitaria, tanto en las sedes políticas como en la calle, han marcado por completo una legislatura que tras las elecciones europeas encarará su último año con la incógnita sobre quiénes serán los candidatos de todos los partidos en los comicios de la primavera de 2015.

En este punto, la pregunta es clara: ¿afectará el revés sanitario, unido a los anteriores, a los carteles del PP? 

Para la oposición, este goteo de noticias negativas, que se abrió con la suspensión de la tasa de un euro por receta en enero de 2013, será la puntilla a las aspiraciones de Ignacio González a concurrir al frente de la lista del PP.
Pero fuentes del equipo de González, que admiten el desgaste político que especialmente han causado al gobierno regional las protestas sanitarias, consideran que renunciar a traspasar la gestión de estos seis centros puede ser en último término más beneficioso que perjudicial.

Según esta tesis, mantener en la recta final de legislatura un proyecto ya bloqueado en los tribunales generaría un daño político que en ningún caso compensaría la posibilidad de un hipotético visto bueno de los tribunales, que podría demorarse incluso más allá de mayo de 2015.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Análisis