La presidenta del Parlamento catalán Forcadell renuncia a presidirlo de nuevo

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha explicado hoy que su renuncia a repetir en el cargo obedece a que el "nuevo momento político requiere una nueva figura libre de procesos judiciales", y ha defendido su labor en aras de la soberanía de la cámara y de permitir "todo debate parlamentario" y "sin censura". 
La expresidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell. EFE/ARCHIVOLa expresidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell. EFE/ARCHIVO

“Puedo decir orgullosa que no nos hemos doblegado a la censura, no hemos cedido y nos hemos mantenido firmes en nuestras obligaciones de garantizar el debate parlamentario”, ha dicho Forcadell en rueda de prensa en el Parlament, quien ha confirmado que mantendrá su acta de diputada por ERC y que no abandona la política pese a esta “decisión personal” de no repetir como presidenta del Parlament.

Forcadell, investigada y en libertad provisional en una causa por rebelión que instruye el Tribunal Supremo, ha argumentado que la “nueva etapa política”, en la que se desconocen las iniciativas que puedan presentarse en la próxima legislatura, requiere que la persona que esté al frente de la cámara sea una “figura libre de procesos judiciales”.

El nuevo presidente de la cámara debe estar, a su juicio, “en disposición de defender la soberanía” del Parlament, en un momento en el que los independentistas debaten si forzar el reglamento de la cámara catalana para investir telemáticamente a Carles Puigdemont

“El día que abramos la puerta a la censura no la podremos cerrar, y quien esté al frente de esta institución tiene que garantizar que todos los debates en la calle puedan entrar en la cámara”, ha señalado.

El pasado día 10, el expresident Carles Puigdemont acordó con ERC una mayoría independentista en la Mesa del Parlament, aunque su investidura sigue en el aire porque si bien los republicanos apoyan que el cabeza de lista de Junts per Catalunya renueve el cargo telemáticamente o por delegación, de modo que su situación de huido de la justicia en Bruselas lo complica.

Los líderes de JxCat y ERC , el presidente catalán cesado  y  Marta Rovira, cenaron en Bruselas y llegaron a un primer acuerdo para garantizar que la legislatura dé comienzo, tal como ha formalizado el decreto publicado por el BOE, el 17 de enero, descartando así la posibilidad de que la mayoría independentista bloquee el pleno de constitución del Parlament.

En cuanto a la investidura, JxCat planteó que sea telemática, de tal forma que otro diputado presente en el pleno la lectura del discurso de Puigdemont, que mantiene su plan de regresar a Cataluña -donde le espera una orden de detención- una vez ya fuese investido president.

JxCat y ERC sí que han cerrado un pacto en que haya una mayoría independentista en la Mesa y que ésta se traduzca en dos miembros para JxCat y dos para ERC -uno de ellos la presidencia-, mientras que Ciudadanos tendrá otros dos y el PSC uno, quedando fuera los Comunes. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis