Fiscalía antiterrorista asume la investigación del atropello de militares en París

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha abierto una investigación tras el atropello de un grupo de militares en Levallois Perret, a las afueras de París, en el que seis de ellos resultaron heridos.
Varios militares patrullan donde un vehículo ha atropellado a un grupo de militares que formaban parte del dispositivo antiterrorista desplegado en LVarios militares patrullan donde un vehículo ha atropellado a un grupo de militares que formaban parte del dispositivo antiterrorista desplegado en Levallois Perret, a las afueras de París. EFE/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Fuentes de la Fiscalía informaron a Efe de que se ha abierto una investigación por “intento de asesinato de personas depositarias de la autoridad pública en relación con una empresa terrorista y asociación de malhechores con fines terroristas”.
El terrorismo vuelve a intentar golpear a la policía francesa en París hoy, cuando un vehículo ha atropellado en Levallois Perret, localidad adyacente a París, a una patrulla del dispositivo antiterrorista desplegado en Francia tras los atentados de 2015, y causa seis heridos.
Un vehículo atropelló a un grupo de militares sobre las 8.00 horas (6.00 GMT) cuando salían de un cuartel y se dio a la fuga a gran velocidad, por lo que está siendo buscado por las fuerzas del orden francesas.
De confirmarse que se trata de un acto terrorista, este sería el quinto de este tipo que sufre la llamada “operación Sentinelle”, el despliegue de 10.000 militares en apoyo de policías y gendarmes en labores de vigilancia antiterrorista puesto en marcha tras los atentados yihadistas de 2015.

En la relación de los atentados perpetrados en Francia, desde 2015 figuran cinto con el de hoy en lo que va de año. El 13 de noviembre de 2015, varios atentados casi simultáneos en París (en el estadio de Fútbol Saint Denis, varios restaurantes y la sala de fiestas Bataclan) dejan al menos 130 muertos, 89 de ellos en esta última y más de 300 heridos.
En 2016, el  14 de  julio, 84 muertos y 50 heridos graves era el balance después de que un conductor suicida arrollara con un camión en Niza a una multitud que asistía a los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional en el paseo de los Ingleses.
En este 2017, comenzaban el  20 abril, cuando el francés Karim Cheurfi abre fuego con un arma automática, mata a un policía y hiere a otros dos en los Campos Eliseos, en París, antes de caer abatido por las fuerzas de seguridad.
El 6 de junio, al grito de “¡esto es por Siria!”, un hombre armado con un martillo agrede a un policía junto a la catedral de Notre Dame de París antes de ser neutralizado por otro agente.
Poco después, el 19 de junio un hombre hizo colisionar su vehículo contra un furgón policial en la avenida de los Campos Elíseos de París. El atacante que llevaba una bombona de gas, un fusil automático Kalashnikov y armas blancas, falleció en el suceso.
El pasado 5 agosto, un nuevo suceso tenía lugar en París, cuando un hombre armado con un cuchillo trató de irrumpir en la Torre Eiffel al grito de “Alá es el más grande”, sobre las 23.30 (21.30 GMT). El hombre que fue detenido es un francés nacido en Mauritania en 1998, que reconoció ante la policía que su plan era atentar contra un militar y que estaba en contacto con el grupo yihadista Estado Islámico (EI). EFE

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis