Fidel Castro Díaz-Balart, el primogénito científico de Fidel Castro

Fidel Castro Díaz-Balart de 69 años, primogénito del expresidente cubano Fidel Castro, se suicida en La Habana sumido en una fuerte depresión, dedicó su vida a la ciencia y llegó a dirigir la política nuclear de su país, gestión de la que fue apartado y estuvo casi una década en el ostracismo.
Fidel Castro Diaz-Balart (2017).EFE/Archivo/Ernesto Mastrascusa Fidel Castro Diaz-Balart (2017).EFE/Archivo/Ernesto Mastrascusa

Fidel Castro Díaz Balart (La Habana, 1949), conocido popularmente en Cuba como “Fidelito”, fue el máximo responsable de la política nuclear cubana (1980-92), catedrático y asesor del Consejo de Estado.
Era el único hijo habido en el matrimonio entre el líder de la revolución cubana y Mirtha Díaz-Balart. Tras la se paración de sus padres, en 1954, vivió en La Habana con su madre hasta la edad de diez años.
Se doctoró en Ciencias Físico Matemáticas y se graduó en Física Nuclear en Moscú, donde también realizó estudios en reactores nucleares. Luego consiguió un segundo doctorado en La Habana y amplió su formación en Madrid.
En 1980 fue puesto al frente del área de Asuntos Nucleares en Cuba. En 1982 se comenzó a construir con apoyo soviético la primera central nuclear del país, en Juragua (Cienfuegos), que no llegó a concluirse por la caída de la URSS, por lo que se paralizó en 1992.
Además, representó al país ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) entre 1983 y 1992, y presidió el Grupo de Coordinación de los Países No Alineados para los usos pacíficos de la Energía Atómica (1983-87).
El 17 de junio de 1992 el diario estatal “Granma” anunció su destitución al frente de la Secretaría de Asuntos Nucleares, y un mes después su padre lo achacó a la “ineficiencia en el desempeño de sus funciones”.
Después de siete años de ostracismo, regresó a la luz pública en 1999 para ocupar un cargo de asesor en el Ministerio de la Industria Básica y dedicarse a la divulgación científica como físico nuclear. También fue catedrático del Instituto Superior de Ciencias Avanzadas y Tecnología de La Habana y asesor del Consejo de Estado para la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente.
Desarrolló una prolífica labor como escritor en el campo de la energía nuclear y la ciencia cubana, a la vez que participó en distintos programas internacionales sobre investigación y energía nuclear.
Era vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba y doctor honoris causa por la Universidad Estatal de Moscú (2013).
Tuvo cuatro hijos, tres en su primer matrimonio con la rusa Natasha Smirnova y uno en el segundo con la cubana María Victoria Barreiro.
Afectado durante meses por una fuerte depresión, fue tratado en régimen de hospitalización y luego con seguimiento ambulatorio, se suicidó en La Habana el 1 de febrero de 2018, según anunció la televisión cubana.EFE/Doc

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Obituarios