Fermín Bohorquez, rejoneador y ganadero

El rejoneador y ganadero Fermín Bohórquez Escribano, una de las grandes figuras del rejoneo en la década de los 70, ha fallecido en Jerez de la Frontera a los 83 años.
Fermín Bohórquez, el 15 de mayo de 1966, en Madrid.  EFE/Archivo/ gduFermín Bohórquez, el 15 de mayo de 1966, en Madrid. EFE/Archivo/ gdu

Aunque siempre se le consideró jerezano de cuna, Bohórquez nació en Sevilla en 1933.

Hijo del ganadero, además de diputado y senador, Fermín Bohórquez Gómez, debutó como rejoneador a los 26 años en un festival celebrado en la localidad gaditana de Ubrique, aunque no se presentó como profesional hasta dos años después, en Pamplona.

Fermín Bohórquez rejoneó en la madrileña Feria de San Isidro durante más de veinte años consecutivos, y su nombre tampoco faltó en los carteles de la especialidad a lo largo de casi tres décadas, aunque la de los 70 del pasado siglo XX fue la de sus mayores triunfos en los ruedos.

Desde finales de los 80 fue espaciando sus actuaciones, aunque se mantuvo en activo hasta 1993.

Se retiró el 9 de octubre de ese año en Jerez de la Frontera, tras más de 800 corridas. A partir de entonces se dedicó enteramente a la ganadería.

A pesar de la edad, volvió a vestirse de corto para hacer un paseíllo testimonial en una corrida nocturna -organizada para homenajearle- en El Puerto de Santa María en agosto del 2011.

Bohórquez Escribano estaba casado con Mercedes Domecq Ybarra y era padre de seis hijos, el mayor de los cuales, también llamado Fermín, ha perpetuado el nombre de su padre en los principales carteles del arte del rejoneo hasta su retirada en la temporada del 2015.

Falleció el 28 de julio de 2016, en Jerez de la Frontera (Cádiz).

EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios