Felipe de Sajonia-Coburgo nuevo rey de Bélgica

Felipe de Sajonia-Coburgo ha jurado la Constitución de Bélgica, tras la abdicación de su padre, Alberto II, y se ha convertido en el nuevo jefe de Estado y rey de los belgas con el nombre de Felipe I.
 EFE/A.Millán EFE/A.Millán

Felipe de Bélgica, primogénito del rey Alberto II y de la reina Paola, que reinará con el nombre de Felipe I, es desde su nacimiento heredero del trono, ya que sus tíos, los entonces reyes Balduino I y Fabiola, no tuvieron descendencia.

Fue coeducado por sus padres y los reyes. Su enseñanza secundaria se desarrolló, mitad en francés, en el colegio de jesuitas de Saint Michel, de Bruselas, y mitad en holandés, en el colegio benedictino de Flemish, en Loppen, para que hablara pefectamente los dos idiomas oficiales del país, el francés y el flamenco.

Al cumplir la mayoría de edad, fue confirmado como sucesor del entonces rey Balduino al concedérsele el título de duque de Brabante, correspondiente a los herederos.

A los 19 años ingresó en la Ecole Royale Militaire de Bélgica, donde se graduó como teniente en 1981.

Al año siguiente pasó a la Escuela de Aviación de Gosencourt, en la que consiguió el título de piloto de aviones a reacción.

Y en 1983 ingresó en el cuerpo de paracaidistas como instructor de reclutas jóvenes.

En 2001 fue nombrado general-mayor de las fuerzas armadas y en 2010 fue promovido a teniente general y vicealmirante. En mayo de 2004 obtuvo su título civil de piloto de helicópetros.

Finalizado su período de instrucción militar, continuó sus estudios superiores en el Trinity College de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y de 1983 a 1985, en la Universidad californiana de Standford, donde obtuvo el titulo de licenciado en Ciencias Políticas.

De regreso a su país, en 1985, siguió un programa de estudios sobre aspectos constitucionales, políticos, económicos y sociales de Bélgica.

A la muerte del rey Balduino el 31 de julio de 1993, su padre fue proclamado Rey Alberto II y el príncipe Felipe, como heredero, lo sucedió desde ese momento en la presidencia de honor de la Oficina Belga de Comercio Exterior y asumió las funciones de representación en el extranjero.

El 3 de mayo de 2003 fue nombrado presidente de honor de la Agencia para el Comercio Exterior, que representa los intereses belgas en l extranjero. Como tal, ha viajado con frecuencia y encabezad misiones económicas.

El 21 de junio de 1994 prestó juramento como senador de derecho, al ser hijo de rey. Estos senadores no asisten habitualmente a las reuniones de la cámara y, en general, tampoco hacen uso de su derecho de voto.

Además, desde mayo de 1997 es presidente de honor del Consejo Federal de Desarrollo Sostenible, creado tras la Cumbre de Río.

En 2003 fue nombrado presidente de honor de BIO (Sociedad Belga de Inversión para los Países en Desarrollo) y desde 2004, es también presidente de honor del Capítulo Europeo del Club de Roma y de la Fundación Polar Internacional.

El duque Brabante se muestra especialmente interesado por los jóvenes y su integración en la sociedad, así como por diversos problemas sociales como el paro y la lucha contra la pobreza y la exclusión.

En 1998 se creó el Fondo Príncipe Felipe, con la finalidad de fomentar el intercambio entre los ciudadanos y las organizaciones de las tres comunidades de Bélgica: francesa, flamenca y germanófona.

Está casado con la princesa Mathilde d’Udekem d’Acoz desde el 4 de diciembre de 1999. La princesa es trece años más joven que el príncipe y es la primera belga que contrae matrimonio con un heredero de la corona desde que Bélgica se constituyó como estado en 1830.

El matrimonio tiene cuatro hijos: la princesa Elisabeth, nacida en 2001, que es la heredera, y los príncipes Gabriel (2003), Emmanuel (2005) y la princesa Eleonor (2008). EFE/doc

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas