Evo Morales visita España

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reúne hoy en Madrid con el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rayoy, y un grupo empresarios españoles, con quienes abordará cuestiones bilaterales. Morales se desplazará luego a La Haya para asistir a la presentación de alegatos orales ante la Corte de Justicia, donde Bolivia presentó en 2013 una demanda contra Chile, a quien reclama una salida al mar.
EFE/Archivo/Edu BayerEFE/Archivo/Edu Bayer

Nacido el 26 de octubre de 1959 en Isallavi, en el departamento andino de Oruro, Evo Morales Ayma desempeñó varios oficios antes de dedicarse a la política, desde pastor de llamas hasta trompetista.

En la década de los 80 emigró a la región tropical del Chapare, donde inició su actividad sindical.

En 1997 se presentó por primera vez a unas elecciones generales por la coalición Izquierda Unida (IU). Fue elegido parlamentario en representación del departamento de Cochabamba y fue el diputado más votado en una sola circunscripción.

Para entonces ya se había forjado como un combativo líder sindical que defendía a ultranza a los productores de hoja de coca del Chapare y el libre cultivo de la planta, lo que le valió ser detenido, torturado y acusado de conspirador en numerosas ocasiones.

Morales rozó la Presidencia en los comicios de 2002, cuando quedó segundo con un 20,9 % de apoyo frente al 22,4 % de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien no logró concluir su mandato por una revuelta social que estalló en octubre de 2003.

En 2005 logró una rotunda victoria en las urnas y alcanzó la Presidencia con casi el 54 % de los votos.

Asumió la Presidencia el 22 de enero de 2006, después de ser bendecido como jefe máximo de los pueblos indígenas en un ritual aimara celebrado el santuario precolombino de Tiahuanaco.

Evo Morales es el presidente número 65 de Bolivia y el primero indígena elegido democráticamente en la historia de este país.

Fue reelegido en 2009 y 2014, en ambas ocasiones con más del 60 % de los votos.

En febrero de 2016 se celebró un referéndum en el que el 51,3% de los votantes dijeron no a una nueva reelección, pero dicho resultado fue recurrido por el oficialismo ante el Tribunal Constitucional de Bolivia, que en noviembre de 2017 le dio la razón. Esto permite a Morales presentarse a las elecciones de 2019 y optar a su cuarto mandato consecutivo.

La gestión interna de Evo Morales ha estado marcada por la política de nacionalizaciones y los buenos resultados económicos, aunque en 2016 comenzó una ralentización provocada en gran medida por el descenso del precio del gas natural, su principal producto de exportación.

En política internacional ha afianzado los lazos con Cuba, Venezuela y Ecuador, a quienes considera aliados contra el “imperialismo” estadounidense, en tanto que mantiene discrepancias con Chile, país al que Bolivia reclama una salida al Pacífico.

Una de las cosas que llamó la atención de Evo Morales cuando fue elegido presidente fue su forma de vestir, sencilla, informal y muy diferente a la mayoría de los dirigentes políticos.

Está soltero y tiene dos hijos reconocidos de dos mujeres distintas.

EFE/DOC

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas