ETA reconoce el daño causado y pide perdón a las víctimas

La organización terrorista ETA, que se prevé que se disuelva oficialmente el 5 de mayo, ha hecho público un comunicado en el que reconoce "el daño causado" y afirma que "lo siente de veras" por las víctimas.
Un trabajador tapa una pintada de apoyo a ETA (Pamplona, 28/09/2013) EFE/Archivo/Jesús DigesUn trabajador tapa una pintada de apoyo a ETA (Pamplona, 28/09/2013) EFE/Archivo/Jesús Diges

La banda terrorista ETA surgió en una fecha no determinada entre 1958 y 1959 con el objetivo de lograr la independencia para un territorio que incluye el País Vasco, Navarra y las provincias francesas de Baja Navarra, Lapurdi y Suberoa.

En sus casi sesenta años de historia ha acabado con la vida de 864 personas, causado miles de heridos y perpetrado decenas de secuestros.

La primera víctima mortal que se le atribuye es la niña de 22 meses Begoña Urroz, asesinada en San Sebastián en 1960, aunque ETA siempre ha negado su autoría

El asesinato del guardia civil José Antonio Pardines, el 7 de junio de 1968, es el primero reconocido por la banda.

ETA actuó por primera vez en Madrid el 20 de diciembre de 1973 y lo hizo con su atentado más espectacular: el asesinato del presidente del Gobierno, almirante Luis Carrero Blanco.

El 13 de septiembre de 1974 perpetró su primer atentado indiscriminado con la colocación de una bomba en la cafetería Rolando en Madrid que mató a trece personas.

El debate interno generado por ese atentado finalizó con la escisión de ETA en dos ramas: “milis” y “poli-milis”.

La primera operación importante contra ETA fue la desarticulación de su cúpula en 1969. Un año más tarde fueron juzgados dieciséis de sus miembros en el denominado “Proceso de Burgos” que acabó con la pena de muerte para seis de ellos, posteriormente conmutada por la de reclusión mayor.

El 29 de enero de 1981, ocho días después de ser secuestrado, apareció el cuerpo del ingeniero de la central nuclear de Lemoniz, José María Ryan.

El 19 de junio de 1987 la banda acabó con la vida de 21 personas en un centro Hipercor de Barcelona.

En 1992 las fuerzas de seguridad desmantelaron la dirección de la banda en Bidart (Francia), en uno de los mayores golpes a la organización.

El 23 de enero de 1995 ETA asesinó al concejal de San Sebastián y militante del PP, Gregorio Ordóñez. En los años siguientes fueron asesinados 25 políticos.

ETA llevó a cabo en 1996 el secuestro más largo de su historia, el del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, liberado por la Guardia Civil el 1 de julio de 1997 tras 532 días en un zulo.

La banda respondió con el secuestro del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, el 10 de julio de 1997, y su asesinato dos días después, que provocó una ola de indignación y de movilizaciones conocido como “Espíritu de Ermua”, que hizo que ETA perdiera parte de su apoyo social.

La nueva situación llevó a ETA a declarar una tregua unilateral e indefinida el 16 de septiembre de 1998, que acabó el 3 de diciembre de 1999.

El 22 de marzo de 2006 la banda anunció un alto el fuego permanente. La muerte de dos trabajadores ecuatorianos, el 30 de diciembre de ese año, al explosionar un coche bomba en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, puso fin, de facto, a la tregua.

En los años siguientes ETA asesinó a diez personas, la última el gendarme francés Jean-Serge Nérin el 16 de marzo de 2010.

Además, abanderó el movimiento contra la construcción del tren de alta velocidad en el País Vasco, la llamada “Y” vasca.

El 20 de octubre de 2011 ETA anunció “el cese definitivo de su actividad armada”.

Después de varios golpes policiales, el 8 de abril de 2017 entregó a la policía francesa más de un centenar de armas y casi 3.000 kilos de explosivos.

El 18 de abril de 2018 se supo que ETA anunciará su disolución el próximo 5 de mayo en Bayona (Francia).

EFE/DOC

Etiquetado con:
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen