ETA entrega la localización de ocho zulos en Francia

ETA ha entregado a la policía francesa la localización de ocho de sus depósitos de armas, todos ellos ubicados en el departamento de los Pirineos Atlánticos, y que contienen 120 armas de fuego, 3 toneladas de explosivo y varios miles de municiones y detonadores.
Fotografía facilitada por el Comité Internacional de Verificación (CIV), de la localización de uno de los ocho depósitos de armas que ETA ha entrFotografía facilitada por el Comité Internacional de Verificación (CIV), de la localización de uno de los ocho depósitos de armas que ETA ha entregado hoy a la policía francesa, todos ellos ubicados en el departamento 64 de Francia, los Pirineos Atlánticos. EFE

Esa es la información que los denominados “mediadores” en el desarme de ETA han transmitido al Comité Internacional de Verificación (CIV), que a su vez se lo ha hecho llegar a la Fiscalía de Bayona, con lo que desde primera hora de la mañana las fuerzas de seguridad francesas trabajan en esas localizaciones.
A las nueve de la mañana, el coordinador de la Comisión Internacional de Verificación, Ram Manikkalingam, ha leído en Bayona (Francia) en inglés y español una declaración oficial en la que los “verificadores” dan por hecho que lo ocurrido hoy “es el desarme de ETA”.
Dos horas después han sido los autodenominados “mediadores” o “artesanos de la paz” los que han precisado que los ocho zulos contienen 120 armas de fuego, 3 toneladas de explosivo y varios miles de municiones y detonadores.
Asimismo, han indicado que se han desplegado 172 “observadores” en los lugares donde están los depósitos de ETA para “acreditar y comprobar que son las autoridades francesas las que se van a adueñar” de los arsenales.
El propio ministro francés del Interior francés, Matthias Fekl, ha confirmado el despliegue policial para localizar el arsenal y ha hecho una primera evaluación política: A su juicio, la entrega “unilateral” por parte de ETA de las localizaciones constituye “un gran paso”.
Francia ha movilizado 180 policías y gendarmes de cuerpos antidisturbios, así como una decena de equipos de artificieros y “numerosos efectivos” de la Policía Judicial y de los servicios de seguridad interior.
Su trabajo es localizar las armas y explosivos y, posteriormente, garantizar su seguridad.
El departamento en el que están localizados los zulos, el de los Pirineos Atlánticos, frontera directa con el País Vasco, ha sido el más utilizado en la historia por la banda terrorista para esconder sus armas. EFE

Publicado en: Análisis