TERRORISMO ETA

ETA dispuesta a iniciar la entrega de sus armas antes de Navidad

ETA tiene intención de iniciar la entrega de sus armas antes de Navidad, según fuentes conocedoras del proceso que señalan a Efe que, en paralelo a este anuncio, el colectivo de presos de la banda (EPPK) lanzará una declaración abriendo la vía para que sus reclusos se acojan a medidas individualizadas.
ETA dispuesta a iniciar la entrega de sus armas antes de Navidad ETA dispuesta a iniciar la entrega de sus armas antes de Navidad

 

  Según la información de la que disponen expertos conocedores de estos movimientos, la organización terrorista tiene previsto difundir un comunicado antes de que finalice el año en el que previsiblemente anunciará que abre su proceso de desarme, que será “lento” y verificado por un organismo internacional.

    En esta declaración,  la banda ofrecerá un “inventario” del armamento, explosivos y zulos de los que dispone, aunque previsiblemente no dirá ni cómo ni cuándo hará la entrega “ordenada”.

    El 20 de octubre de 2011 la organización terrorista ETA anunció “el cese definitivo de su actividad armada”, después de que el 10 de enero comunicara un alto el fuego permanente.

    En esta declaración, que calificó de “histórica”, ETA hizo “un llamamiento a los Gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada”.

    El escrito comenzaba con un reconocimiento a la Conferencia Internacional celebrada el 17 de octubre anterior en el Palacio de Aiete de San Sebastián, que reclamó a la banda el “cese definitivo” de la violencia y apoyó que negociara con el Gobierno las “consecuencias del conflicto”.

   Tras el comunicado de ETA, partidos e instituciones políticas destacaron la victoria de la democracia sobre la banda y recordaron la memoria de las víctimas.

 El 11 de noviembre, ETA aseguró en un entrevista publicada por el diario Gara que el desarme estaba en su agenda y se mostró dispuesta a “hablar de ello y también a adoptar compromisos en la lógica solución de todas las consecuencias del conflicto”. Afirmó sobre las víctimas que “existe una gran utilización política y manipulación” y aseguró que la principal víctima “es Euskal Herria”.

 Un mes después, la izquierda abertzale, en un texto suscrito por los firmantes del Acuerdo de Gernika, reconoció el “dolor y sufrimiento” que “las múltiples violencias han producido en Euskal Herria” y mostró su “pesar” a las víctimas “provocadas tanto por la violencia de ETA como por las estrategias represivas y de guerra sucia de los Estados Español y Francés”.

 El 26 de febrero de 2012, la antigua Batasuna lamentó que su posición política haya podido humillar a las víctimas de ETA. Dos semanas más tarde, el 9 de marzo, ETA pidió en un comunicado dirigido al Gobierno francés la apertura de un “diálogo directo sobre las consecuencias del conflicto” vasco, en el que el Estado galo está “directamente” implicado, según la banda terrorista. Era el primer comunicado de la banda desde el abandono de la violencia.

 Transcurridos seis meses desde que ETA anunciara el cese de su actividad armada, el gobierno puso en marcha un plan integral dirigido a presos terroristas para facilitar su reinserción y evitar su radicalización en las cárceles.

 En julio de 2012, ETA ratificó el cese de su actividad armada y en el mes de noviembre pidió negociar sobre los presos y huidos, el desarme y disolución de la organización y la “desmilitarización” de Euskal Herria. En su respuesta, gobierno y partidos políticos exigieron a la banda su disolución definitiva y unilateral.
EFE/DOC

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos