ESTADOS UNIDOS INMIGRACIÓN

El Senado de los EEUU aprueba hoy la reforma migratoria

El Senado estadounidense vota hoy el proyecto de reforma migratoria tras lograr un consenso para que sea aprobado a partir de las 20:00 GMT. Queda pendiente que la Cámara de Representantes presente su propia versión de la iniciativa, que deberá ser armonizada con la del Senado.
Manifestación en apoyo de la reforma migratoria Chicago (Illinois, Estados Unidos)en 2013. EFE/Archivo/TANNEN MAURYManifestación en apoyo de la reforma migratoria Chicago (Illinois, Estados Unidos)en 2013. EFE/Archivo/TANNEN MAURY

El Senado de los Estados Unidos inició el pasado 6 de junio el  debate formal sobre la reforma migratoria que abre una vía para la legalización y eventual ciudadanía de la población indocumentada.

La cámara ha debatido centenares de enmiendas para modificar el plan reformista, que ya fue aprobado por el Comité Judicial de la Cámara alta estadounidense el 21 de mayo, en una votación de 13-5.

La modificación más relevante fue incluir un “plan de refuerzo” para dotar de más recursos la vigilancia fronteriza e impedir así el paso ilegal hacia EEUU desde México.

La iniciativa establece el reforzamiento de la seguridad fronteriza, un período de 13 años para la legalización y eventual ciudadanía de los indocumentados, sanciones a empresas que contraten a trabajadores “sin papeles”, un programa de “trabajadores huéspedes” y un aumento de visas “H-1B” para extranjeros de alta formación.

Es la mayor reforma migratoria en EE.UU. desde la de 1986, que legalizó a unos tres millones de extranjeros clandestinos.  

SITUACIÓN DE LA INMIGRACIÓN ILEGAL EN ESTADOS UNIDOS 

La inmigración es uno de los problemas sociopolíticos más complejos en Estados Unidos, puesto que afecta a una sociedad descendiente en su inmensa mayoría de personas llegadas a su territorio a lo largo de su joven historia.

Para regularla el país cuenta con una legislación que tiene su origen en el Acta de naturalización de 1790, que no establecía ninguna restricción a los inmigrantes, salvo la de ser de raza blanca.

La ley ha evolucionado al ritmo que marcaban los tiempos y de una ley restrictiva respecto al color de la piel, aunque permisiva respecto a la acogida de inmigrantes, se ha pasado a un mayor control de los flujos migratorios y de las fronteras del país.

Según datos de Pew Hispanic Center, que a su vez se nutre de cifras de la Oficina del Censo de Estados Unidos, el número de inmigrantes ilegales en 2010 ascendía a 11,3 millones. 

De esa cifra más de la mitad, 6,5 millones (el 58%), provienen de México, país que comparte con Estados Unidos la mayor frontera del mundo, que se extiende más de tres mil kilómetros y donde en 2011 fueron arrestadas 327.577 personas que intentaban cruzarla ilegalmente.

Para México es un asunto prioritario en sus relaciones con su vecino del norte, con el que intentó en el pasado lograr un acuerdo sobre un plan de reforma migratorio.

Las negociaciones estuvieron a punto de fructificar en 2001 pero los atentados del 11 de septiembre malograron un acuerdo entre el presidente estadounidense George W.Bush y el mexicano Vicente Fox para legalizar a los indocumentados de esa procedencia en Estados Unidos.

Entre los restantes, el 23% (2,6 millones) son de origen latinoamericano, el 11% asiáticos (1,3 millones), el 4,5 % (500.000) provienen de Europa y Canadá, y el 3,5 % (400.000) vienen de África o del resto de países. EFE/DOC