ESPAÑA EVALUACION

España, valorada como “un país honesto” pese a la corrupción

La imagen de España en el exterior se ha mantenido en el último año en un notable y ha dejado de asociarse con la "crisis", apareciendo como "un país tradicional, confiable, honesto, fuerte, rico, religioso y tolerante", donde la corrupción no tiene un impacto detectable en la percepción desde fuera.
España es, pese a los casos de corrupción, valorada especialmente como destino turístico, con un especial énfasis de la gastronomía. En la foto, España es, pese a los casos de corrupción, valorada especialmente como destino turístico, con un especial énfasis de la gastronomía. En la foto, el restaurante El Celler de Can Roca, en Gerona, uno de los mejores restaurantes del mundo. EFE/Robin Townsend

Así lo recoge la séptima oleada del Barómetro Imagen de España (BIE) realizado por el Real Instituto Elcano, encuesta efectuada en once países (Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Estados Unidos, China, Chile, Ecuador, Marruecos y Turquía) que mide desde 2012 la evolución de la imagen del país.

La valoración de España en esta encuesta es de 7,1 sobre 10, una décima por debajo con respecto a 2016.

Se produce un aumento de la imagen de España en Europa y Estados Unidos, que se ve compensada en la media por la menor valoración que se hace desde Marruecos, Turquía o Japón.

Según la encuesta, Italia es el país que otorga la nota más alta a España, que a su vez es considerado por Marruecos con la peor valoración de la muestra.

Un año más, España es valorada sobre todo como destino turístico. En esta ocasión se ha introducido como elemento nuevo a valorar el de la comida española y su puntuación resulta muy alta, ocupando el segundo lugar, por encima incluso de la que se da a los deportistas.

Existe unanimidad entre los ciudadanos de los diferentes países en su evaluación del atractivo turístico como el principal activo de España y sólo en un caso, el de Ecuador, hay otro elemento que alcanza una nota tan alta: las infraestructuras.

Como en anteriores oleadas, el fútbol se ha convertido en uno de los principales signos de identidad y origen de prestigio internacional para España.

En cuanto a los estereotipos, España ha dejado de estar asociada con la palabra “crisis” que aparecía de forma notoria en la oleada de 2015.

En el par rico-pobre, España sigue alejándose del extremo “pobre” que en 2015 muchos europeos identificaban con el país. Todavía un 63 % de los alemanes y de los franceses definen España como pobre.

La corrupción, que dentro de España es percibida como uno de los grandes males del país, no tiene un impacto detectable en la imagen exterior, según el barómetro.

España es vista mayoritariamente como un país honesto y sólo en Alemania y Chile superan el 30 % los que tienen una opinión negativa en este tema.EFE

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Documentos