España ratifica el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático

Las Cortes Generales han aprobado por unanimidad la ratificación del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, lo que supondrá el inicio de un proceso de reformas estructurales para reducir las emisiones contaminantes en todos los sectores económicos.
Acto de la firma del Acuerdo de París contra el cambio climático en la sede de la Naciones Unidas de Nueva York (EEUU). EFE/ARCHIVOActo de la firma del Acuerdo de París contra el cambio climático en la sede de la Naciones Unidas de Nueva York (EEUU). EFE/ARCHIVO

Con la luz verde que el Congreso de los Diputados ha dado al instrumento de ratificación, el Gobierno está ya en condiciones de entregarla a Naciones Unidas, sumándose así a este tratado internacional, que entró en vigor el pasado 4 de noviembre.

La totalidad de los grupos de la oposición ha reprochado al Gobierno del PP que, dado el consenso existente por parte de todos los grupos políticos en esta materia, no haya promovido antes esta ratificación con el fin de que España hubiera formado parte ya del acuerdo en el momento de su entrada en vigor.

Actualmente el “histórico” pacto del clima suma 115 ratificaciones de países que representan un 85 % de las emisiones mundiales, y que se comprometen a desarrollar esfuerzos a nivel nacional para que la temperatura del planeta se mantenga muy por debajo de los 2 grados a finales de siglo, y. si es posible, no superar los 1,5.

Para ello, los países se comprometen a presentar compromisos nacionales de reducción de emisiones cada cinco años, siempre al alza en cada revisión, y los más ricos asumen el apoyo financiero y la capacitación de los más pobres tanto para adaptación al calentamiento como para que su crecimiento sea bajo en carbono.

En esa línea, España no sólo ha ratificado el Acuerdo de París, sino también su primera contribución de reducción de emisiones en el marco del mismo, que implica una disminución de gases en los sectores difusos (transporte, agricultura, residuos o edificación) de un 26 % y de un 43 % en el sector industrial, ambas para 2030 y con respecto a niveles de 2005.

Por lo tanto, la ratificación no es “un punto final sino tan solo el comienzo” para que el Gobierno ponga en marcha “reformas estructurales en todos los sectores económicos”, ha recordado el diputado de Podemos, Juan López de Uralde. EFE/DOC

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Documentos