España, los europeos menos satisfechos con su conciliación laboral

Uno de cada tres españoles (32 %) declara no estar satisfecho con la conciliación de su vida laboral y familiar, el dato más bajo de toda la Unión Europea (UE) según las cifras de un Eurobarómetro publicado hoy, que sitúa la media de ciudadanos europeos descontentos con su conciliación en un 18 %.
La comisaria europea de Igualdad de Género, Vera Jourová, ofrece una rueda de prensa una semana antes del Día Europeo de la Igualdad Salarial, en BLa comisaria europea de Igualdad de Género, Vera Jourová, ofrece una rueda de prensa una semana antes del Día Europeo de la Igualdad Salarial, en Bruselas (Bélgica), 26 de octubre de 2018. EFE

 

 

Laura Zornoza 

 

Paises como Austria, Dinamarca o Luxemburgo cuentan con un porcentaje de personas desencantadas con su nivel de conciliación de apenas el 10 %. España se sitúa, junto a Rumanía, Gracia y Bulgaria, entre los Estados miembros en los que más de un 30 % de los encuestados declara no sentirse satisfecho en este sentido.

Nuestro país se encuentra también entre los que menos ciudadanos (52 %) dicen tener acceso a una organización flexible de su tiempo de trabajo con fórmulas como la jornada reducida, un nivel que solo es menor en Bulgaria (39 %), Croacia (46 %), Grecia (47 %), Lituania (49 %) y Chipre (51 %).

Además, uno de cada cuatro encuestados en España no consideran sencillo beneficiarse de este tipo de fórmulas de trabajo y uno de cada tres cree que sus superiores o jefes disuaden a los empleados de acogerse a una organización más flexible de su horario laboral.

A nivel europeo, un 61 % de los encuestados aseguran que disponer de una organización flexible les permitiría continuar trabajando en lugar de acogerse a una baja por diferentes motivos.

En cambio, el 43 % de los asalariados con jornada parcial dice que estaría dispuesto a pasar a jornada a tiempo completo si la empresa les ofreciera flexibilidad.

En cuanto a las bajas de paternidad, casi la mitad de los hombres en la Unión Europea (un 45 %) no disponen de la posibilidad o no tienen la intención de acogerse a una baja de paternidad si tienen un hijo, frente a un 35 % que asegura haber disfrutado de este periodo de baja laboral o pretende hacerlo si tiene un bebé.

Por su parte, el 53 % de los españoles en edad activa quiere disfrutar de esta baja o ya lo ha hecho en el pasado, mientras que solo un 12 % dice que su empresa no les da esa oportunidad.

El 22 % de los españoles que no se acogieron a la baja de paternidad señala que su motivo era económico, ya que no podrían permitírselo, mientras que un 34 % dice que lleva a sus hijos a la guardería o tiene otra persona para que los cuide. EFE