España y China impulsan las relaciones bilaterales en el II Foro Comunicación

Entre España y China, más de 600 representantes de empresas e instituciones participarán desde este lunes, en Madrid en el II Foro de la Comunicación, en el que se presentará oficialmente "Spain China Project", una iniciativa de colaboración público privada para posicionar España en el centro del amplio mercado chino.
Un miembro de la delegación china prepara las banderas de España y China para un evento. EFE/Archivo/Ramón de la RochaUn miembro de la delegación china prepara las banderas de España y China para un evento. EFE/Archivo/Ramón de la Rocha

La apertura institucional de este foro, en el Teatro Real de Madrid, corre a cargo del Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, y del consejero Económico y Comercial de la Embajada de la República Popular de China, Wang Yingqi.

Spain China Project se desarrollará a lo largo de 2018, coincidiendo con el 45 aniversario de las Relaciones Diplomáticas entre España y China y el Año del Turismo Europa-China.

Iberia, UnionPay International, Teatro Real, Turismo de Galicia, Turismo de Valencia, Marca España, Foro de Marcas Renombradas Españolas, Cámara de Comercio de España, Moda España y hasta 50 empresas e instituciones de los dos países impulsarán las relaciones bilaterales en el marco de esta iniciativa.

Además, personalidades y artistas como Sara Baras, David Villa, Carolina Marín, de la mano de Iberia, y Florencio Sanchidrián, embajador mundial del jamón, apoyarán la imagen de España en el gigante asiático

Este foro, es fruto del éxito de su primera edición en 2015, donde se puso de manifiesto la necesidad de crear una iniciativa de colaboración público privada para impulsar las relaciones entre España y China.

 

RELACIONES ESPAÑA-CHINA:

 

En el marco de las relaciones bilaterales, la República Popular de China surgida de la revolución comunista no fue reconocida en 1949 por la España del general Franco, cuyo régimen inclinó entonces sus preferencias por la República de China en Taiwán.

El 9 de marzo de 1973, con Franco y Mao aún en el poder, el Gobierno español firmó en París la apertura de relaciones diplomáticas con Pekín, dejando de reconocer a Taiwán. España seguía así los pasos de otros países occidentales tras el viaje a China del presidente estadounidense Richard Nixon en 1972. 

El primer embajador en la República Popular China fue Ángel Sanz Briz, famoso en los años 40 por haber salvado del Holocausto a miles de judíos húngaros y apodado por ello el “Ángel de Budapest”.

La visita que Don Juan Carlos y Doña Sofía realizaron en junio de 1978 a China significó el inicio de la presencia española en el país asiático y desde entonces ambos países no han escatimado viajes oficiales. 

Aunque, de gran relevancia fue también la visita del presidente Li Xiannian a Madrid en noviembre de 1984 en lo que supuso un fuerte impulso a la cooperación económica y técnica.

Las relaciones diplomáticas se incrementaron a partir de la visita del presidente Felipe González (PSOE) a China en septiembre de 1985 acompañado por una treintena de empresarios y la del primer ministro chino, Zhao Ziyang, un año después a España.

Durante la visita oficial que en febrero de 1992 efectuó a Madrid y Barcelona el primer ministro chino, Li Peng, ambos países firmaron un acuerdo para promover y proteger las inversiones.

En el transcurso del segundo viaje del presidente González a China, en febrero de 1993, fue analizada la situación internacional.

Los Reyes volvieron a China en marzo de 1995 en el primer viaje de un jefe de Estado de la UE a este país, tras anularse las sanciones a Pekín por la represión sangrienta de Tiananmen en 1989. En respuesta a esta visita, el presidente Jiang Zemin visitó España oficialmente en junio de 1996 y se entrevistó con el presidente José María Aznar (PP).

Otro de los hitos alcanzados entre ambos países fue la constitución en 2003 del Foro España-China y su reunión cada dos años (la última edición se celebró en Madrid en 2015).

En julio de 2005, el presidente español realizó una visita oficial a China donde acordó con Hu Jintao crear un grupo de trabajo que permitiera cooperar en la expansión de intercambios y negocios entre el gigante asiático y Latinoamérica. También se entrevistó con el primer ministro, Wen Jiabao.

Cuatro meses después, Hu realizó su primera visita a España, fue recibido por los Reyes y se reunió con el presidente Zapatero.

Ambos mandatarios suscribieron un acuerdo de Asociación Estratégica Integral por el que España y China se consideran socios privilegiados en los ámbitos político, económico, cultural y de relaciones internacionales. Durante esta visita surgió la idea de celebrar el “Año de España en China”, que permitió divulgar la realidad española en el país asiático en 2007, un año después de que los Príncipes de Asturias inauguraran en Pekín la primera sede del Instituto Cervantes en China.

En enero de 2009, el primer ministro chino visitó Madrid, durante una gira europea, y se entrevistó con el Rey y el presidente del Gobierno.

El presidente español viajó a China en agosto de 2010 con el objetivo de vender la “marca España” y defender el potencial de crecimiento del país. Ocho meses más tarde, en abril de 2011, Zapatero regresó al país asiático. Durante su estancia, el primer ministro, Wen Jiabao, se comprometió a seguir comprando deuda española.

Ya con Xi Jinping y Mariano Rajoy como presidentes, el jefe del Ejecutivo español realizó en septiembre de 2014 su primera visita oficial al país asiático a la búsqueda de incrementar las relaciones comerciales y económicas, después de que se cerraran en España las causas judiciales abiertas contra exdirigentes chinos, y que provocaron el malestar de Pekín. 

Dos años después, Mariano Rajoy, como presidente en funciones, participó en la ciudad china de Hangzhou en la cumbre de líderes del G-20.

El presidente español tiene previsto volver a reunirse en Pekín con Xi en mayo de 2017, con motivo del foro económico y comercial sobre la denominada Ruta de la Seda, un proyecto de infraestructuras y comunicaciones que el presidente chino se propuso impulsar desde su llegada al poder para fomentar las relaciones de su país con el resto de Asia, Europa y África.

En los últimos años, en 2005 visitó España el presidente chino, Hu Jintao y en 2016,  Xi Jinping. EFE

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos