Enrique Vila-Matas, galardonado con el Premio Formentor de las Letras 2014

El escritor barcelonés Enrique Vila-Matas es galardonado con el Premio Formentor de las Letras 2014 en reconocimiento al conjunto de su obra, con la que "ha desmentido la supuesta decadencia de un género que sigue mostrándose como el más eficaz relato de la conciencia literaria", según el jurado.
Enrique Vila-Matas.EFE-Archivo/Toni AlbirEnrique Vila-Matas.EFE-Archivo/Toni Albir

Nacido en Barcelona en 1948, se autoexilió del régimen franquista en París para vivir una mayor libertad creadora.
Integrante de la Generación del 68, como él se define, su obra es una mezcla de crónica periodística y ensayo y tiene como referentes al mexicano Sergio Pitol y al italiano Claudio Magris.
A comienzos de los 80 comenzó a trabajar en la revista “Fotogramas”.
Con 22 años escribió su primer libro, que iba a llevar el título de “Un lugar aparte”, pero “me dijeron que lo cambiara y me pusieron un título muy ridículo que no quiero ni citar”.
Vila-Matas comenzó a publicar en 1977 -“La asesina ilustrada”- y en 1985 se convirtió, gracias a la “Historia abreviada de la literatura portátil”, su primer éxito, en uno de los autores de culto, especialmente querido en Latinoamérica.
En 2000 ganó el Premio Ciudad de Barcelona de literatura en castellano con “Bartleby y compañía” (2000), por cuya traducción al francés recibió en 2002 el Premio Fernando Aguirre de la librería de París “Libralire”.
En 2001 fue distinguido con los Premios Narración Breve e Internacional de Novela Rómulo Gallegos con “Monólogo del Café Sport” y “El viaje vertical” (1999), respectivamente.
Entre sus obras figuran, además: “Impostura” (1984), “Una casa para siempre” (1988), “Suicidios ejemplares” (1991), “Hijos sin hijos” (1993) y , “Lejos de Veracruz” (1995).
Otras obras de Enrique Vila-Matas: “El viajero más lento” (1992), “El traje de los domingos” (1995), “Extraña forma de vida” (1997), “Para acabar con los números redondos” (1997), “Aire de las colinas” (2000), “Desde la ciudad nerviosa” (2000) y la trilogía formada por las novelas “El mal de Montano” (2002), “París no se acaba nunca” (2003) y “Doctor Pasavento” (2005).
Con la primera entrega de esa trilogía, sobre la “búsqueda de identidad y de lo que es escribir”, recibió los Premios Herrald, de la Crítica’02 en lengua castellana y Médicis’03 a la mejor novela extranjera en Francia. La última le valió el los Premios Fundación José Manuel Lara Hernández y Real Academia Española.
Posteriormente llegaron “Exploradores del abismo” (2007); “El viento ligero en Parma” (2008); “Dietario voluble” (2008); “Dublinesca” (2010), novela galardonada en Francia con el Premio Jean Carrière, “Aire de Dylan” (2012) y “Kassel no invita a la lógica”, de 2013.
En 2006 fue nombrado Caballero de la Legión de Honor Francesa y en julio de 2013 recibió la distinción de oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas