Encuestas y debate interno dejan al PSOE en el mismo sitio cien días después

Pese al tiempo transcurrido y a los reiterados esfuerzos para formar gobierno de su líder, Pedro Sánchez, la vida no ha cambiado mucho para el PSOE desde el día siguiente a los últimos comicios, tanto en lo que a previsiones electorales se refiere como a su situación interna.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE/Archivo/Toni Albir
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE/Archivo/Toni Albir

Carlos Moral 

Las encuestas publicadas el pasado fin de semana coinciden en que el PSOE mantiene similares apoyos a los que consiguió el 20 de diciembre, los más bajos en la historia del partido. Aunque Sánchez ocupa el centro del escenario político desde que tomó la iniciativa para formar gobierno, ello no se traduce en una mejora de las expectativas socialistas.

El sondeo de Metroscopia para el diario El País deja al PSOE con un punto menos de intención de voto que el 20-D y el de Sigma Dos para El Mundo exactamente con el 22 % que obtuvieron entonces.

Lo más preocupante para el PSOE es que no se beneficia del descenso que estas encuestas pronostican para Podemos (entre 4 y 5 puntos) y que la distancia a favor del PP no disminuye (según Sigma Dos aumenta hasta los 8,2 puntos, desde los 6,7 de diciembre).

Con el PP desgastado por la acción de gobierno y los casos de corrupción y Podemos, su principal competidor, a la baja, ¿Cuál es la razón que impide a los socialistas capitalizar a su favor a los descontentos y remontar el vuelo?

Para algunos miembros del partido la respuesta a esta cuestión es la falta de liderazgo de Sánchez a la hora de hilvanar un proyecto atractivo. Ése era el mensaje que se podía leer entre líneas tras el primer Comité Federal después de las elecciones, cuando el órgano directivo del partido impuso a Sánchez límites en las negociaciones y acordó celebrar el congreso en mayo.

El discurrir del actual calendario político, con las negociaciones para formar gobierno en pleno desarrollo, ha obligado a posponer el congreso socialista hasta “que se forme gobierno”, el plazo indefinido marcado por la dirección en el Comité Federal del pasado fin de semana, que en este caso ha contado con un apoyo unánime.

Pero que el debate se posponga no significa que se hayan superado las divergencias en la familia socialista, sino que más bien parecen aparcadas en espera del momento oportuno. Eso al menos se desprende de las declaraciones de Susana Díaz, quien tras referirse a sí misma como modelo a seguir para mantener unido al PSOE, señaló que el partido ha cometido “muchos errores” en el pasado y defendió que debe hacer “autocrítica” y “corregirlos”.

Aunque Díaz dijo que “no toca” hablar de si ella luchará por el liderazgo, la posibilidad de que se postule, con la que se especula desde que Pedro Sánchez llegó a la secretaría general, parece esta vez más cierta que nunca.

Así pues, pese a que sus gestiones en busca de gobierno han permitido a Sánchez proyectar una imagen de hombre de estado, los movimientos en el entorno de Díaz y las encuestas revelan que el secretario general no tiene nada asegurado dentro del partido.

Es probable que sea el candidato socialista si se repiten los comicios, porque los plazos ofrecen poco margen para sustituirle, pero salvo que lograra unos resultados ahora mismo impensables su liderazgo volvería a estar en el aire.

Las mejores opciones de Sánchez siguen pasando por alcanzar un acuerdo que le lleve a La Moncloa, y para ello cuenta a favor con que los otros actores implicados también pueden salir malparados con una nueva convocatoria electoral, en particular y según los sondeos, Podemos.

Con Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno el debate interno se atenuaría y para el partido el apoyo a su líder sería prioritario.

Pero si el pacto no cristaliza (hoy se celebrará la primera reunión conjunta de socialistas, Podemos y Ciudadanos) los sectores que quieren otro liderazgo para el PSOE verán reforzada su posición y se sentirán legitimados para competir por la secretaría general. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Análisis