EUROPA GENTRIFICACION

Encarecimiento o regeneración, el debate de la gentrificación en Europa

Berlín, Londres, París o Lisboa son capitales europeas donde el término gentrificación es una palabra más del vocabulario popular ya que sus núcleos urbanos más dañados han sido rehabilitados, regenerados y repoblados por nuevos habitantes.
Berlín (en la foto) junto con otras ciudades europeas no es ajena al fenómeno de la gentrificación. EFE/Felipe TruebaBerlín (en la foto) junto con otras ciudades europeas no es ajena al fenómeno de la gentrificación. EFE/Felipe Trueba

por Carlos Banda

Berlín, Londres, París o Lisboa son capitales europeas donde el término gentrificación es una palabra más del vocabulario popular ya que sus núcleos urbanos más dañados han sido rehabilitados, regenerados y repoblados por nuevos habitantes.

Una de las consecuencias de esa mejora de las condiciones del barrio es el aumento del coste de la vida en la zona, derivado entre otros motivos por el incremento de los alquileres o el turismo.

Si ese incremento no va acompañado de una mejora general de los ingresos medios de los ciudadanos, el fenómeno puede agravar la situación de los grupos con menos recursos que viven en las grandes urbes.


Fuente: Eurostat

Aunque el salario medio ha aumentado en la mayoría de las regiones analizadas, ese aumento no ha servido para cubrir el mayor coste de los alquileres. Un ejemplo es Madrid donde, de acuerdo, a un estudio del portal de alquiler de vivienda Fotocasa, al alquiler aumentó en torno a un 20% en los últimos cuatro años.

Otra de las ciudades más afectadas por este fenómeno es Londres. En concreto, los distritos de Southwark, al sur, Hackney, al este, y los clásico emplazamientos de Kensington & Chelsea y Westminster son algunos de las zonas donde la gentrificación ha tenido una mayor incidencia.

Esa variación en el precio de la vivienda provoca un efecto dominó en el flujo de personas que entran y salen en determinadas áreas. Es el caso del barrio de Peckham (distrito de Southawrk), testigo de los disturbios de Londres en 2011, es ho una zona que cada vez atrae a más turistas y a más londinenses en busca de vivienda.


Fuente: Ayuntamiento de Londres

Aunque en Peckham, los precios del alquiler no alcanzan el de otras zonas de la ciudad, lo cierto es que desde 2013 el precio alquiler ha aumentado en más de un 10%. A la cabeza se encuentran Westminster con un aumento del alquiler del 30,1% o el modesto, de moda tras los Juegos Olímpicos de 2012, Hackney (25,7%)

Un hecho parecido puede verse, a más de mil kilómetros de Londres, en Berlín. El sur y el este de la capital alemana también son dos de las zonas europeas donde más se perciben los efectos de la regeneración de los barrios y de los flujos de personas intraurbanos.


Fuente: Guthmann Estate

Un claro ejemplo es el distrito de Neukölln donde el precio de la vivienda ha aumentado en más de un 50% en el último lustro, de acuerdo a los datos del portal inmobiliario alemán Guthmann Estate.

Otro caso mucho más generalizado es el de París, donde el inicio del proceso de gentrificación data del último cuarto de siglo XX. De acuerdo a un estudio de la geógrafa Anne Clerval, de la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée, el fenómeno se ha producido en buena parte de los barrios de la ciudad en diferentes momentos del tiempo.

Desde los comienzos en Maine-Montparnasse o en Saint-André-des-Arts hasta la más reciente gentrificación de las populares zonas de Bastille o Sainte-Marthe, los flujos de población en la capital francesa han sido constantes.


Fuente: Clameur

Además, la generalización del proceso en toda la ciudad ha ido de la mano con el aumento del alquiler convirtiendo a la capital de Francia en una de las ciudades más caras para vivir en Europa.

En cualquier caso, no es necesario acudir a las principales capitales europeas ya que Munich y Hamburgo, en Alemania, Viena, en Austria, o Milán, en Italia, sufren procesos parecidos desde años atrás.

Lisboa es una de las capitales con mayor controversia ya que el proceso de transformación que ha sufrido cuenta tanto con defensores como con detractores.

En un estudio publicado por el Centro de Estudios Geográficos de la Universidad de Lisboa, el profesor Luis Mendes, señala que el fenómeno de gentrificación en Lisboa ha sido “una forma de preservar la identidad tradicional y la memoria colectiva del área histórica de Barrio Alto”.

Bien es cierto que esa mejora de las condiciones también ha provocado la apertura de nuevos locales y la movilidad de la población dentro del núcleo de Lisboa, así como el incremento del precio de la vivienda.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Periodismo de datos