Empoderar a las mujeres y a las niñas es clave para lograr la sostenibilidad

Las mujeres representan más del 50 % de la población mundial, pero siguen siendo una minoría en los puestos de poder político y económico.
Patricia EspinosaPatricia Espinosa

Patricia Espinosa, secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático

 

Según el último “Mapa de la participación de las mujeres en política” de ONU Mujeres y la Unión Interparlamentaria, solo el 23 % de los puestos legislativos los ocupan mujeres, y ese porcentaje apenas crece un 1 por ciento al año.

También en el sector privado los avances son lentos. Solo el 6 % de las 500 grandes empresas de la lista Fortune están dirigidas por mujeres. Según un informe del Fondo Económico Mundial, a este ritmo harán falta más de 200 años para alcanzar la paridad de género en el sector empresarial.

Así, no sorprende ver que las mujeres son también minoría en los puestos de liderazgo de la acción frente al cambio climático, a pesar de que se ha demostrado que con una participación plena de las mujeres en la acción climática no solo se logran políticas más justas sino también más eficaces.

En este Día Internacional de la Mujer, datos como estos nos pueden llevar al pesimismo. Sin embargo, hay señales de que, si queremos, podemos lograr los avances necesarios para cerrar esta brecha en el curso de una generación, lo antes posible.

Por primera vez en los 73 años de historia de las Naciones Unidas hemos alcanzamos la paridad en el Grupo Superior de Gestión, formado por los más altos dirigentes de los diferentes departamentos, oficinas, fondos y programas de la organización. Pero el reto continúa: el Secretario General, António Guterres, ha puesto por meta lograr la paridad en todos los puestos de dirección del sistema de la ONU en 2021, y en todos los demás niveles profesionales en 2028.

En el proceso de la ONU sobre el cambio climático también estamos haciendo camino al andar. En noviembre, en la conferencia climática de las Naciones Unidas se aprobó por unanimidad el Plan de Acción de Género con unas prioridades claras: integrar la perspectiva de género en las políticas climáticas y fomentar la participación y el liderazgo de las mujeres en los órganos de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París.

Los países, con el apoyo de la secretaría de ONU Cambio Climático, tienen la responsabilidad de poner en marcha este plan con los medios suficientes para lograr sus objetivos. La buena noticia es que ya son 64 las naciones que están incluyendo la perspectiva de género en sus planes nacionales de acción dentro del Acuerdo de París. Sin embargo, ni el número de estas políticas ni el nivel global de ambición son aún suficientes.

Para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas del Acuerdo de París sobre el cambio climático necesitamos cambios profundos en las políticas de todos los sectores, en la sociedad y en la cultura. La buena noticia es que empoderando a las mujeres y a las niñas y fomentando la paridad en todos esos sectores lograremos muchos beneficios positivos que nos acercarán cada vez más a las ambiciosas metas que nos hemos dado en el seno de la comunidad internacional, como una humanidad única y unida.

Con sus reveladoras estadísticas, este Día Internacional de la Mujer nos recordará el largo recorrido que nos queda por hacer, pero también debe mostrarnos que el camino es ancho y que por cada etapa que logremos –por pequeña que parezca– hacia la igualdad de género, conseguiremos avances cruciales hacia un mundo mejor para todas las mujeres, los hombres y los niños del mundo.

 

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Firmas

imagen

imagen