Premio Carlomagno

Emmanuel Macron recibe el Premio Carlomagno

El presidente de Francia, Emmanuel Macron ha sido galardonado con el Premio Carlomagno "por su visión de una nueva Europa", en un acto celebrado en la ciudad alemana de Aquisgrán.
Foto de archivo del presidente de Francia, Enmanuel Macron.  EFE/EPA / ETIENNE LAURENT
Foto de archivo del presidente de Francia, Enmanuel Macron. EFE/EPA / ETIENNE LAURENT

Hijo de una pareja de médicos, nació el 21 de diciembre de 1977, en Amiens (Francia), alcanzó la presidencia de Francia el 7 de mayo de 2017 al vencer a Marine Le Pen con el 66,1% de los votos frente al 33,9 cosechado por ésta, en unas elecciones marcadas por una alta abstención (25,44 %) y con un elevado porcentaje de votos blancos y nulos (11,47).

Diplomado por el Instituto de Estudios Políticos de París y por la Escuela Nacional de Administración comenzó a trabajar en 2008 para la Banca Rothschild, donde permaneció cuatro años y alcanzó la categoría de socio.

En 2011, Macron apostó por la candidatura de Fraçois Hollande como presidente de la República y participó activamente en la elaboración de sus discursos y programa.

El 26 de agosto de 2014 fue nombrado ministro de Economía del segundo gobierno socialista del ex primer ministro Manuel Valls, pero su liberalismo económico le llevó a presentar su dimisión en agosto de 2016.

En abril de ese mismo año había creado su propio partido político En Marche con el que presentó su en noviembre su candidatura a las elecciones presidenciales de 2017.

El 10 de diciembre, presentó su programa electoral en un multitudinario acto en París, donde se identificó como “el candidato del trabajo”, con propuestas enfocadas a reducir los impuestos a los emprendedores y a mantener en Francia la jornada laboral de 35 horas.

El 7 de mayo de 2017 ganó las elecciones y el día 14 tomó posesión del cargo como el mandatario más joven de la historia de la República al ser proclamado oficialmente presidente de Francia.

Su primer Gabinete ministerial duró apenas un mes, pues en junio cuatro ministros, incluido el de Justicia, Fraçois Bayrou, presentaron su dimisión, por sospechas de nepotismo o investigaciones judiciales en sus partidos.

En el balance de promesas cumplidas al año de su nombramiento está la aprobación del proyecto de ley de moralización de la vida pública, que acabó con la posibilidad de que altos cargos contrataran a familiares como asistentes, o la adopción del texto que autorizaba al Ejecutivo a reformar el derecho laboral por decreto.

Sin embargo, la reforma a favor de la flexibilidad del mercado laboral, ha tenido una dura contestación por parte de la ciudadanía con huelgas y manifestaciones.

Macron, tildado de “presidente de los ricos”, afronta el momento más agrio de su mandato, con una popularidad diezmada que amenaza con crear un clima de oposición.

EFE/DOC