El TS confirma la prisión para la expresidenta del Parlament balear

El Tribunal Supremo confirma en lo fundamental la condena a una pena de cinco años y seis meses por malversación y prevaricación cometidos en el llamado "caso Maquillaje" que la Audiencia de Palma impuso a la expresidenta del Consell de Mallorca, María Antonia Munar.
EFE/Archivos/Montserrat DíezEFE/Archivos/Montserrat Díez

La expresidenta de Unió Mallorquina (UM), que está en la cárcel en régimen de prisión preventiva desde el pasado 24 de julio, pierde así cualquier perspectiva de salir de prisión antes de cumplir, al menos, esta condena.

Sobre Munar pesa además otra condena de la Audiencia de Palma, que la condenó el 23 de julio de 2013, a 6 años de prisión por los delitos de prevaricación, fraude y revelación de información confidencial cometidos dentro del caso “Can Domenge”.

Expresidenta del Parlamento de Baleares (entre junio de 2007 y febrero de 2010) y expresidenta de honor de la extinta Unió Mallorquina (UM), Munar nació el 16 de marzo de 1955, en Barcelona.

Doctora en Derecho, su incursión en política se remonta a 1979 cuando fue elegida alcaldesa de Costitx, cargo que renovaría en sucesivos comicios.

En las elecciones autonómicas y municipales de 1983, obtuvo además un excaño como diputada al Parlamento balear, que renovó en 1987.

Ese año fue designada, además, consellera de Educación y Cultura en el gobierno de la Comunidad Autónoma, y en 1991 confirmada en el cargo, del que fue destituida en septiembre de 1992 tras desavenencias con el presidente, Gabriel Cañellas.

En abril de 1992 había sido elegida presidenta de Unió Mallorquina.

Diputada tras los comicios autonómicos de 1995, el 7 de julio fue investida presidenta del Consejo Insular de Mallorca.

Renovó escaño en 1999, y el 29 de julio de ese año renovó igualmente como presidenta del Consejo Insular de Mallorca (CIM).

De este mandato al frente de la primera institución mallorquina, la propia Munar destacó la aprobación de la Ley de Consells y la mejora de la financiación.

El 17 de junio, como presidenta de UM, firmó un pacto de gobierno de “mínimos” con el nuevo presidente balear del PP, Jaume Matas. Ambos partidos se apoyarían mutuamente en el Parlament balear y en el Consell Insular de Mallorca (CIM), que de nuevo paso a estar presidido por Maria Antonia Munar.

Su gestión no estuvo exenta de polémica, entre otras cosas por su apoyo a los proyectos de carreteras del Govern balear, considerados “desmesurados” por la oposición, y por la venta de un solar propiedad de la institución en Palma, el denominado Can Domenge, a un precio, según los partidos de la oposición, muy inferior al del mercado.

Diputada tras las autonómicas de mayo de 2007, el 26 de junio fue elegida presidenta el Parlament, convirtiéndose en la primera mujer que presidía esta institución balear.

En el X congreso de UM celebrado en diciembre, de ese mismo año, dejó la presidencia del partido y fue elegida presidenta de honor.

Su presunta implicación en el “caso Maquillaje”, le llevó a presentar su dimisión como presidenta del Parlament y como diputada, además de anunciar su retirada de la vida política.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas     Sin categoría