IRLANDA ABORTO

El “sí” a la reforma del aborto gana el referéndum con el 66,4 % de votos

El "sí" a la reforma del aborto en Irlanda gana el referéndum del viernes con el 66,4 % de votos, frente al 33,6 % que defendió la legislación vigente, una de las más duras de Europa, según la Comisión del plebiscito.
Carteles de la campaña en contra y a favor del aborto en las calles de Dublín (Irlanda).  Foto/Efe-ArchivoCarteles de la campaña en contra y a favor del aborto en las calles de Dublín (Irlanda). Foto/Efe-Archivo

Esta amplia victoria da al Gobierno del partido democristiano Fine Gael vía libre para cambiar la ley y permitir el aborto en todas las circunstancias durante las primeras doce semanas de embarazo y, en casos excepcionales, hasta las veinticuatro.

La asistencia a las urnas fue del 64,1 %, la más alta desde el referéndum sobre la legalización del divorcio de 1996, después del cual se han celebrado veintiún plebiscitos más.

Como ocurrió en la consulta sobre el matrimonio homosexual de 2015, cuando solo una circunscripción de la Irlanda rural dijo “no”, la reforma del aborto ha sido únicamente rechazada en el remoto condado de Donegal (noroeste), con el 51,9 %.

Poco más de 3,2 millones de personas estaban ayer convocadas para decidir sobre una reforma de la Constitución que permita después suavizar la ley actual, cuyas restricciones obligan a miles de mujeres a viajar cada año al extranjero para abortar.

El resultado oficial se ha quedado tres puntos por debajo de las previsiones de una encuesta efectuada a pide urna por la cadena pública RTE, que estimó que el “sí” obtuvo el 66 % de apoyo de los hombres y el 72 % de las mujeres, mientras que el de los jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y 24 años subió hasta el 87 %.

El único grupo de edad que dijo “no” fue el de los mayores de 65 años, el 58 %, un resultado que los expertos atribuyen a la influencia que mantiene la Iglesia Católica en ese sector de la población, a pesar de los escándalos de abusos sexuales a menores.

 

Estos son los principales acontecimientos que han precedido a esa decisión:

1861-Las autoridades de Irlanda, bajo dominio del Reino Unido, ilegalizan por primera vez el aborto al promulgar la Ley de Delitos Contra la Persona, que permaneció en vigor hasta la independencia del país en 1921.

1921-1983-No existe ley sobre el aborto, pues está prohibido en todos los casos, pero la presión ejercida por grupos de derechos humanos para crear una legislación al respecto pone al Gobierno a la defensiva y propone introducir la “octava enmienda”.

1983-El electorado irlandés aprueba su inclusión en un referéndum y solo se permite el aborto en circunstancias excepcionales, si bien la “octava enmienda” crea una incertidumbre legal que, en la práctica, prohíbe todo tipo de terminaciones.

1992-Una víctima de violación de 14 años con tendencias suicidas, conocida como el “Caso X”, es detenida cuando se disponía a viajar al Reino Unido para abortar y un juez le prohíbe salir del país, una decisión que provocó una oleada de protestas y fue después revocada por el Tribunal Supremo irlandés.
Su sentencia determinó que la amenaza de suicidio es un motivo creíble para terminar un embarazo, pero en vez de legislar para delimitar claramente este campo, el Gobierno propuso la introducción de tres enmiendas en la Constitución a través de tres referéndums.
El electorado aceptó dos, lo que levantó la prohibición de viajar al extranjero para abortar y reconoció el derecho de la ciudadanía a obtener información al respecto, aunque rechazó eliminar la amenaza de suicidio como motivo para abortar.

2002-El Gobierno convoca otro referéndum para dirimir, entre otras, la cuestión de la enmienda sobre el suicidio y el electorado, por un estrecho margen, vuelve a votar “no”.

2010-La Corte Europea de Derechos Humanos tramita una demanda presentada por tres mujeres irlandesas y determina que el Estado no ha sido capaz de aportar claridad sobre la disponibilidad legal del aborto cuando la vida de la madre corre peligro.

2012-Savita Halappanavar, una mujer india de 31 años y embarazada de 17 semanas, muere a causa de una septicemia después de que los médicos de un hospital irlandés se negaran a practicarle un aborto, tras alegar que la ley lo impedía mientras latiera el corazón del feto, pese a que su salud se deterioraba.

2013-La ola de indignación generada por el caso de Savita lleva al Gobierno a promulgar la primera ley del aborto en la historia del país, que permite la interrupción del embarazo en circunstancias excepcionales, como cuando la vida de la madre corre peligro, que incluye la amenaza de suicidio, pero excluye casos de incesto, violación o malformaciones del feto.
También prevé penas de cárcel de hasta 14 años para la mujeres que aborten y para los profesionales que lo procuren fuera de las normas establecidas.

2016-El Comité de Derechos Humanos de la ONU determina que la legislación vigente en Irlanda sometió a una mujer embarazada que viajó al extranjero para abortar un feto con malformaciones mortales a un trato cruel, inhumano y degradante, y pide al Gobierno su reforma, aunque sea necesario revisar el derecho constitucional del “no nacido”.

2018-El Ejecutivo de Dublín convoca un referéndum para eliminar de la Carta Magna la “octava enmienda” y redactar después una nueva legislación que podría permitir el aborto en todas las circunstancias durante las primeras doce semanas de embarazo y, en casos excepcionales, hasta las veinticuatro semanas. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Cronologías