El secuestro, un palo en la rueda de la paz en Colombia

Los secuestros por parte de la guerrilla, que ya llevaron a la ruptura de dos procesos de paz en Colombia en el último cuarto de siglo, amenazan ahora la negociación de La Habana, suspendida hoy por el presidente del país, Juan Manuel Santos, después de que un general fuera hecho cautivo por las FARC.
Toribio (Colombia), 08.11.2014.- Indígenas asisten a la ceremonia fúnebre de los dos guardias indígenas de la comunidad Nasa asesinados por la guerToribio (Colombia), 08.11.2014.- Indígenas asisten a la ceremonia fúnebre de los dos guardias indígenas de la comunidad Nasa asesinados por la guerrilla de las FARC en la vereda de San Francisco en Toribio, Cauca (Colombia). EFE/Archivo/Christian Escobar Mora

Jaime Ortega Carrascal 

El primer intento de paz que fracasó por este motivo fue el de Tlaxcala (México) en 1992, durante el Gobierno de César Gaviria, y diez años más tarde corrió la misma suerte el del Caguán (sur de Colombia), bajo la presidencia de Andrés Pastrana, en 2002.
Justo esta semana se cumplen dos años del inicio del diálogo en Cuba, tiempo en el que se ha avanzado más que en ningún otro proceso anterior, pero este domingo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) secuestraron en el departamento noroccidental del Chocó al general del Ejército Rubén Darío Alzate, junto a un soldado y una abogada, y el Gobierno suspendió las negociaciones.
“Si las FARC deciden no liberar incondicionalmente, sino negociar la liberación del general y sus acompañantes, el proceso podría entrar en una profunda crisis que podría conducir a su ruptura”, advirtió el analista Jorge Restrepo, del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).
La práctica del secuestro ha sido una tentación constante de las FARC y alcanzó su mayor cuota de dramatismo en la segunda mitad de los años 90 y comienzos de la década de los 2000, cuando pasó de ser una política selectiva con fines económicos a una actividad masiva contra civiles, militares y policías.
En ese periodo las FARC retuvieron en sangrientos ataques a centenares de policías y militares, algunos de los cuales permanecieron secuestrados más de doce años en la selva y otros murieron en cautiverio.
Los civiles no escaparon de la tragedia con algunos casos muy sonados, como el de los doce diputados del departamento del Valle del Cauca en 2002, de los que once fueron asesinados por las FARC cinco años después.
Cuando se produjo aquel secuestro masivo en la Asamblea Regional, en Cali, el Gobierno de Pastrana (1998-2002) ya había dado por terminados los diálogos iniciados en enero de 1999 en una zona desmilitarizada de 42.000 kilómetros y cuya sede fue San Vicente del Caguán, en el sureño y selvático departamento de Caquetá.  EFE

 

 

—//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.

EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis