El rapero Hasel ve reducida su condena a 9 meses por enaltecimiento de terrorismo

La Audiencia Nacional confirma la condena al rapero Pablo Hasel por delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias al Rey, pero rebaja la pena de dos años y un día de prisión al mínimo penal posible, que es de 9 meses y un día.
El rapero Pablo Rivadulla, conocido como Pablo Hasél, en la Audiencia Nacional. EFE/Fernando Villar El rapero Pablo Rivadulla, conocido como Pablo Hasél, en la Audiencia Nacional. EFE/Fernando Villar

A la luz de la doctrina del Supremo, del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), los magistrados que han revisado la sentencia -Eloy Velasco (ponente), Enrique López y José Ramón Navarro- consideran que concurren ciertas causas que “atenúan la responsabilidad penal” del rapero y por ello han acordado rebajarle la pena.

La Sala de Apelación entiende que la posibilidad del peligro de que se realicen acciones terroristas “por obra de la influencia” del rapero es “menor” al haber abandonado hace tiempo ETA y los GRAPO su actividad criminal.

La pena ahora rebajada se sumaba a otra condena anterior también de dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo que le fue impuesta en 2014 y que tenía en suspenso, tras ser ratificada por el Tribunal Supremo, al carecer de antecedentes.

Por todo ello, la Sala de Apelación han aplicado el artículo 579 del Código Penal, que prevé atenuar las penas en delitos de terrorismo “en virtud del principio de proporcionalidad para adecuar magnitud de la pena a cada caso concreto”.

En aplicación de este artículo, el tribunal rebaja dos grados la pena a Hasel, fijándola en el mínimo legal de 9 meses y un día de cárcel.

En cuanto al delito de injurias y calumnias a los Cuerpos policiales y a la Corona, por el que fue condenado a una multa de 24.300 euros, la Sala de Apelación destaca que las imputaciones a esas instituciones “partes del prejuicio del odio que simplemente trata de inocular el acusado en lectores afines”.

“Además de hostigamiento verbal contra el rey y los Cuerpos policiales, hay concretos actos de apoyo a la violencia que se use contra ello y de incitación a actuar contra ellos”, lo que pone “en riesgo su integridad y que van, en consecuencia, más allá de las meras expresiones”.

Datos relevantes de Hasel:

PABLO RIVADULLA DURÓ conocido como Pablo Hasél, es cantante de rap y escritor.
Nació en 1988 en Lérida (España). Es hijo del expresidente de la Unió Esportiva Lleida, el empresario Ignacio Rivadulla.
Desde niño se interesó por el mundo del rap hasta que a los 17 años decidió publicó su primera demo con el título de ”Esto no es el paraíso”. Al cabo de dos años reveló su segunda demo denominada ”Miedo y asco en Ilerda”, cambiado posteriormente a “Ilerda rima con mierda” y unos meses más tarde, su primera maqueta ”Trastorno Tripolar”.
Su música destaca por sus rimas cargadas de ideología política y conciencia social siendo autor de 38 maquetas y 2 demos, a las que se añaden recopilaciones de temas sueltos, inéditos, acapellas y diversas colaboraciones. Con los raperos Ciniko hizo el tema ”Rabia” (2007); con Los Chicos del Maíz trabajó en ”Los hijos de Iván Drago” (2010) y con RPG-7 en ”Pásate” (2012), entre otros.
También ha publicado poemarios como “Derritiendo icebergs” en solitario, ”Veinte poemas de odio y dos corazones descuartizados”, “Dos canallas a sueldo de la habana”, ”Más que cifras”, ”De la ansiedad a la esperanza”, “Con la solidaridad por bandera” y el Poemario de Manuel Pérez Martínez ”Camarada Arenas”.
Además tiene editado un libro de relatos con el título de ”La violencia de las injusticias”.
Fue detenido en Lérida el 4 de octubre de 2011 y en 2014 la Audiencia Nacional le condenó a dos años de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo por difundir a través de la red social Youtube videos alentando contra representantes del PP y PSOE, y elogiando a las bandas terroristas Grapo, ETA y Al Qaeda.
Tras ser recurrida la sentencia, en 2015 el Tribunal Supremo confirmó la condena impuesta por la Audiencia Nacional de dos años de prisión.
En 2016 se volvió a sentar en el banquillo por realizar pintadas en la sede leridana del PP y por agredir a periodistas que cubrían la okupación del despacho del rectorado de la Universitat de Lleida (UdL), de la que era partícipe. EFE/doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas