El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en el laberinto

Físicamente cansado tras más de seis semanas de conflicto, y con el marchamo de garante de la seguridad de Israel arruinado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, busca aún una solución que le permita salir "airoso" de una cruenta guerra en Gaza que muchos consideran ya su tumba política.
 El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comparece el pasado 6 de agosto para hablar sobre la operación militar 'Margen protector' en la Fr El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comparece el pasado 6 de agosto para hablar sobre la operación militar 'Margen protector' en la Franja de Gaza, donde el ejército israelí ha realizado bombardeos e incursiones terrestres. EFE/Archivo/Jim Hollander/

Javier Martín 

Benjamin Netanyahu no es un dirigente cualquiera. Tiene en su haber una aureola de patrón de la seguridad.

Sin embargo, su lastre es la  heterogénea  coalición de gobierno  que lidera donde, ausentes los ultraortodoxos, entraron con fuerza ultranacionalistas y pro colonos.  Un sector liderado por el actual ministro de Economía, Naftalí Bennett, apoyado por el ultraderechista ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, y la sección más dura del Likud.

Contrarios a la negociación y favorables a la ampliación de las colonias, Lieberman y Bennett han sido señalados como la mano que condujo al fracaso del último diálogo con los palestinos promovido por EEUU. A sus presiones -criticaron en público la “debilidad” de las políticas contra el movimiento islamista Hamás- se responsabiliza también del laberinto de guerra y sangre en el que Israel y palestinos están inmersos desde hace seis semanas.

Con más de 2.000 palestinos muertos -en su mayoría civiles- y 64 soldados en los cementerios militares, hace días que ambas partes saben que la única alternativa es levantar el asedio militar y el bloqueo económico que desde hace siete años sufre la Franja.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

 

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

imagen

imagen