ESPAÑA CATALUÑA

El Parlamento de Cataluña aprueba una resolución independentista

El Parlamento de Cataluña ha aprobado, con los votos de los grupos secesionistas, una resolución independentista que reivindica la jornada del referéndum del 1 de octubre (1-O), considerado ilegal, y la legitimidad del expresidente regional Carles Puigdemont como candidato a ser reelegido "president", en un pleno cargado de tensión por las posibles consecuencias judiciales derivadas de esta iniciativa.
El Parlamento de Cataluña reivindica en una cuestionada votación la legitimidad del expresidente Carles Puigdemont y el referéndum del 1 de OctubreEl Parlamento de Cataluña reivindica en una cuestionada votación la legitimidad del expresidente Carles Puigdemont y el referéndum del 1 de Octubre.EFE/Andreu Dalmau

Desde el 17 de enero, día en que se constituyó el Parlamento regional surgido de las urnas el 21 de diciembre, no se reunía el Pleno, y en la sesión de este 1 de marzo se ha vuelto a visualizar la fractura entre los bloques independentista y constitucionalista.
Con las negociaciones ya muy avanzadas entre las fuerzas independentistas para desencallar la legislatura con un plan B que pasaría por intentar investir al encarcelado Jordi Sànchez, número dos de Juntos por Cataluña (JxCat), que sigue en prisión preventiva, el Parlamento ha aprobado una simbólica resolución que denuncia la “destitución ilegal e ilegítima” del expresidente Carles Puigdemont y proclama la voluntad y el compromiso de restaurar la institución de la presidencia de la Generalitat.
Puigdemont, subraya el texto, “sigue contando con la mayoría parlamentaria suficiente” para poderle “ratificar la confianza como presidente”.
Además de este reconocimiento a la figura de Puigdemont -en Bélgica, huido de la justicia española-, la resolución incorpora una referencia al 1-O, que ha generado polémica entre los grupos parlamentarios, si bien finalmente se ha descartado la enmienda de la CUP (izquierda secesionista) que planteaba “reafirmar” la declaración unilateral de independencia aprobada el pasado 27 de octubre.
Aun así, el texto exige que el Gobierno de España “cese las injerencias” sobre las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática “legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre” de 2017, una expresión que, según han alertado los letrados del Parlament, puede chocar con las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC).
Los diputados de Ciudadanos (centro), el PSC (socialistas) y el PPC (centro-derecha) han renunciado a participar en la votación de este punto alusivo al 1-O, que ha sido aprobado con los 68 votos a favor de JxCat, ERC (republicanos secesionistas) y la CUP -incluidos los votos delegados de los encarcelados Oriol Junqueras y Jordi Sànchez- y los ocho en contra de los Comunes (izquierda alternativa).
Ciudadanos ha anunciado que presentará en los próximos días un recurso de amparo ante el TC, al considerar que, con la decisión de la Mesa de dar luz verde a las enmiendas de la CUP a la resolución de JxCat, se han vulnerado los derechos de los diputados.
Además de la resolución independentista, el Parlament ha aprobado, con los votos en contra de Cs y PPC, una iniciativa de los comunes en defensa del modelo de escuela en catalán, que además establece que no se puede destinar dinero público a aquellos modelos educativos que segregan por sexo. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen