El laico Essebsi gana las elecciones presidenciales en Túnez

El candidato laico Beyi Caid Essebsi ha ganado la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Túnez, según los resultados oficiales ofrecidos por la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE). Essebsi ha conseguido la victoria con un 55,68 % de los votos frente al 44,32 % obtenido por el presidente saliente, Moncef Marzuki.
El lider de Nida Tunis Caib Essebsi.EFE/ARCHIVOEl lider de Nida Tunis Caib Essebsi.EFE/ARCHIVO

Nacido el 29 de noviembre de 1926 en una familia de la burguesía ilustrada que hizo fortuna, Essebsi comenzó en política como miembro activo de la resistencia contra el protectorado francés mientras finalizaba sus estudios de Derecho en París, con un aura de luchador anticolonialista que siempre ha sido un “plus” en el Magreb.

A principios de la década de 1970, la crisis política que atravesaba el sistema de partido único instaurado por Burguiba, debido al fracaso económico de una política de colectivización socialista de las tierras agrícolas, hizo creer a muchos que supondría el fin del monopartidismo.

Una década después, los aires de cambio devolvieron a Essebsi a la política y durante seis años (1981-1987) ocupó la cartera de ministro de Asuntos Exteriores.

Essebsi fue elegido diputado en 1989 y presidente del Parlamento del 14 de marzo de 1990 al 9 de octubre de 1991, cuando, por segunda vez en su vida, volvió a abandonar la política al vislumbrar la deriva dictatorial del régimen de Ben Alí.

Durante veinte años desapareció de la vida pública hasta que las primeras revueltas de la Primavera Árabe, que acabaron con el régimen de Ben Alí en 2011, lo devolvieron a la primera línea del convulso escenario político con el inicio de una transición democrática.

Tras la caída del Gobierno de Ganuchi, por la presión de la calle lideró el Ejecutivo desde el 27 de febrero hasta el 24 de diciembre de 2011, cuando fue sustituido por el primer ministro islamista, Hamadi Yabali.

Tras abandonar la jefatura del Gobierno, anunció la creación de un partido para posibilitar una alternancia democrática frente a los islamistas del partido Al Nahda, que habían ganado las elecciones para la constituyente: así nació Nidá Tunis que obtuvo la autorización el 6 de julio de 2012.EFE/doc