El fiscal pide 10 años para el padre de Mari Luz

La Fiscalía de Huelva solicita 10 años de prisión para Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, por un delito de tentativa de homicidio, otro de tenencia ilícita de armas y tres más de amenazas en relación con el tiroteo registrado en la barriada de El Torrejón en septiembre del 2011.
EFE/Archivo/Julián Pérez  EFE/Archivo/Julián Pérez

Pastor evangélico, gitano, el nombre Juan José Cortés saltó a los medios de comunicación a raíz de la muerte de su hija Mari Luz, la niña onubense de 5 años presuntamente asesinada por el pederasta Santiago del Valle a principios de 2008.

El escándalo judicial que rodeó el caso -Del Valle estaba condenado en firme por abusar sexualmente de su hija, pero no había ingresado aún en prisión- le llevó a protagonizar una cruzada personal a favor del endurecimiento de las personas que atentaran contra menores.

Con ese fin organizó una caravana que recorrió más de 4.000 kilómetros por toda España y que recogió 2.360.000 de firmas en favor de la cadena perpetua para estos delincuentes.

Cortés se entrevistó, además, varias veces con el que fuera ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ya en mayo de 2008 se comprometió a revisar el Código Penal en materia de pederastia para controlar a los delincuentes no rehabilitados que salieran de prisión y a crear un registro de pederastas.

Su testimonio vital quedó plasmado en el libro “Ciudadano Cortés”, publicado en junio de 2009, y en el que la periodista Luz Sánchez Mellado, hacía un retrato íntimo de un hombre que, según reconoció, “ando, como y hablo, pero estoy en coma”.

El relato rememoraba su infancia en el barrio de El Torrejón, en Huelva, y su posterior experiencia como futbolista, entrenador de los juveniles del Recreativo de Huelva, empresario de la construcción y pastor evangélico, única actividad que aún conserva.

Elocuente y sereno, en marzo de 2010, acordó con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, asesorar al Partido Popular en la reforma del Código Penal, que finalmente entró en vigor en diciembre de 2010, y que contemplaba medidas de control extraordinarias pederastas reincidentes, que podrían ser sometidos a libertad vigilada durante un periodo de hasta 10 años, una vez que cumplieran la condena.

doc

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas