Nicolas Sarkozy, imputado por “corrupción activa”

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy ha sido imputado por "corrupción activa", tráfico de influencias y encumbrimiento de la violación del secreto profesional. Esta imputación se enmarca en el llamado "caso de las escuchas", un dossier que deriva de una investigación original diferente, para determinar si recibió para su campaña presidencial dinero negro de Muamar el Gadafi. Sarkozy se encuentra vinculado a siete investigaciones judiciales.
EFE/Archivo/Sergio BarrenecheaEFE/Archivo/Sergio Barrenechea

Nacido en París el 28 de enero de 1955 y abogado de profesión, se inició en política en 1983 como alcalde de Neuilly, al frente de cuyo consistorio permaneció hasta 2002.

En 1988 obtuvo escaño de diputado que renovó en 1992 y un año después fue nombrado ministro de Presupuesto dentro del Gobierno de Edouard Balladur, cargo que compaginó con el de portavoz del Ejecutivo.

Tras el triunfo electoral de Chirac en las presidenciales de 2002, Sarkozy fue nombrado sucesivamente ministro de Interior, Seguridad Interior y Libertades Locales.

En noviembre de 2004, abandonó el Gobierno tras ser elegido presidente de la Unión para un Movimiento Popular (UMP).

Un año más tarde, regresó al Ejecutivo como ministro del Interior de Dominique Villepin, al tiempo que conservó el puesto de presidente de la UMP y el de presidente consejo general del departamento de Hauts-de-Seine.

Candidato de la UMP a la presidencia de la República en los comicios de mayo de 2007, Sarkozy ganó las elecciones al imponerse a la socialista Ségoléne Royal. El día 16 tomó posesión como sexto presidente de la V República.

Sus primeros meses de mandato se caracterizaron por una actividad frenética, con actuaciones polémicas como su intervención en el caso de los miembros de la ONG Arca de Zoé, detenidos en Chad cuando iban a trasladar a más de cien niños a Francia, o sus gestiones para el canje de rehenes y rebeldes de las FARC.

Presidente de turno de la UE durante el segundo semestre de 2008, debió afrontar también la crisis ruso-georgiana. Pero sobretodo hacer frente a la crisis financiera europea.

El 22 de junio de 2009 se dirigió, por primera vez desde 1848, a las dos cámaras del Parlamento, reunidas en Congreso en el Palacio de Versalles, para presentar sus proyectos políticos, económicos y para Europa.

En febrero de 2012 anunció su candidatura a la reelección en las elecciones presidenciales de este año, en las que el vencedor fue el candidato socialista, François Hollande.

Sarkozy anunció entonces su retirada de la política.

Efe/Doc

Publicado en: Protagonistas