El estancamiento del PSOE da la victoria al PP, pese a su retroceso

Las dos encuestas de intención de voto publicadas por el CIS esta semana pronostican que el PP, pese a perder doce puntos respecto a las elecciones generales de 2011, ganará los comicios europeos y también se impondría si las elecciones legislativas se celebrasen ahora.
Urna en un colegio electoral en Gijón.EFE/Archivo/J.L.CereijidoUrna en un colegio electoral en Gijón.EFE/Archivo/J.L.Cereijido

En el caso de los comicios europeos del próximo 25 de mayo, el estudio le da casi tres puntos de ventaja sobre el PSOE (33,7 % frente a 31 %), que se traducirían en 20 o 21 diputados para el partido en gobierno y 18 o 19 para el principal grupo de la oposición.

La diferencia se amplía a más de cinco puntos en la encuesta de intención de voto del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las elecciones generales, incluida en el barómetro publicado el pasado 6 de mayo.

Este sondeo, realizado entre el 1 y el 7 de abril de 2014 con una muestra de 2.500 personas, mejora los resultados que otras encuestas publicadas recientemente pronosticaban para el PP y empeora los del PSOE y, en menor medida, los de IU y UPyD, lo que la oposición ha atribuido a la “cocina” realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Y es que mientras los datos extraídos directamente de las respuestas de los encuestados (intención directa de voto y voto más simpatía) son similares para los dos principales partidos, cuando el CIS completa su estimación de voto ponderando el recuerdo de voto de las elecciones de 2011 la diferencia se agranda. 

Así, la intención directa de voto (los encuestados responden a qué partido votarían si las elecciones fueran ya mismo) es del 13,6 % para el PP; 13,4 % para el PSOE; 7,2 para IU; y 4,9 para UPyD. Y si se suma voto y simpatía (voto espontáneo más simpatías de los que no se manifiestan claramente) el PSOE obtiene un 18,5 %; el PP, un 17,5 %; IU, un 8,8 %; y UPyD, un 6,3 %.

Sin embargo, la encuesta también refleja la posible existencia de voto oculto del PP, pues al preguntar por el recuerdo de voto de las últimas generales, sólo un 31,9 % de los encuestados asegura haber apoyado al PP en 2011, cuando logró un 44,6 % de los sufragios, mientras que un 27 % afirma que votó al PSOE, apenas un punto menos de quienes realmente lo hicieron.

Por eso, y teniendo en cuenta el resto de la encuesta, el CIS otorga una estimación de voto al PP del 32,1 % por ciento, lo que supone su peor dato en los barómetros de opinión de los últimos diez años, 1,9 puntos por debajo de lo que se le atribuía hace tres meses, y doce puntos por debajo del resultado electoral de 2011, cuando ganó con mayoría absoluta.

En cualquier caso, siguiendo los datos de la encuesta, la mejoría en las expectativas electorales del PP, al menos en relación con otras encuestas publicadas, no puede atribuirse a un cambio en la percepción que los ciudadanos tienen de la situación política y económica, que sigue siendo negativa.

Tampoco a la opinión que suscita la gestión del Gobierno, puesto que casi el 68 % de los encuestados la califican como mala o muy mala, una cifra prácticamente idéntica a la de quienes consideran la actuación del PSOE en la oposición en los mismos términos.

El desgaste sufrido por el Ejecutivo en dos años y medio de Gobierno, siempre según los datos del CIS, se eleva ya a doce puntos, y su único consuelo es que su principal rival caería dos puntos más desde noviembre de 2011, cuando ya registró sus peores resultados.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Reportajes

imagen

imagen