El déficit español se reduce en 2013 pero no alcanza el objetivo pese a los sacrificios

El déficit público de España en 2013 ascendió a unos 67.700 millones de euros, lo que representa el 6,62% del Producto Interior Bruto (PIB), doce décimas por encima del objetivo fijado por las autoridades europeas y algo más de tres décimas inferior al registrado el pasado año, un logro que el Gobierno considera satisfactorio pero que atendiendo al resto de variables económicas puede considerarse modesto.
Detalle de varias monedas de euro. EFE/Archivo/Oliver BergDetalle de varias monedas de euro. EFE/Archivo/Oliver Berg

Carlos Moral 

El déficit público refleja la diferencia entre lo que el conjunto de las administraciones del Estado (central, autonómica, municipal) ingresan y gastan en un ejercicio determinado y su reducción es uno de los ejes de la política económica que la Comisión Europea y el Gobierno español han adoptado para salir de la crisis.

El aumento del déficit supone que, al terminar 2013, España sumó esos 67.700 millones de euros a su deuda pública, el total de dinero que las administraciones han pedido prestado para financiar sus gastos e inversiones, que al finalizar el pasado mes de enero ascendía a 979.316 millones de euros, el 95,7% del PIB.

De acuerdo con los datos provisionales, la reducción del déficit se ha producido principalmente por el aumento de los ingresos, que se han incrementado en 3.664 millones de euros hasta los 386.250 millones, mas que por el control del gasto, que si el año pasado fue la variable más determinante, en 2013 ha aumentado en 1.027 millones hasta los 454.005 millones.

Otro factor determinante para las cuentas del pasado año ha sido la notable reducción de lo que se paga por los intereses de la deuda gracias a la mejora del contexto económico y la consiguiente caída de la prima de riesgo.

Para 2014, el objetivo de Bruselas es que el déficit no sobrepase el 5,8%, un propósito que parece factible, sobre todo por que el nuevo método de cálculo que la UE va a adoptar incrementará el valor del PIB. Más complicada se presenta la meta para 2015, 4,5%, y aún más conseguir que en 2016 el déficit disminuya por debajo del 3% establecido en el Pacto Europeo de Crecimiento y Estabilidad.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es