EEUU ARANCELES

El asesor económico Gary Cohn, primera víctima de la guerra arancelaria en EEUU

ARANCELES EEUU
Imagen de la fábrica de acero Mittal Steel en Chicago. EFE/ArchivoImagen de la fábrica de acero Mittal Steel en Chicago. EFE/Archivo

La posibilidad de que Estados Unidos imponga aranceles a las importaciones de acero y aluminio sigue preocupando a los mercados, aunque la Bolsa de Nueva York cerró con moderadas alzas en sus indicadores tras una sesión oscilante.
Los mercados seguían atentos al debate que se ha suscitado luego de que el presidente Donald Trump anticipara su intención de imponer aranceles al acero y el aluminio, como una medida para ofrecer un “campo equilibrado” a las empresas de EE.UU.
Declaraciones de aliados como el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano Paul Ryan, quien nuevamente se pronunció e instó al Gobierno a adoptar un enfoque más “quirúrgico” y “dirigido” sobre su plan de aranceles.
Las opiniones también han quedado dividas en otros sectores, ya que mientras Aluminum Association, una organización que representa a 114 empresas del aluminio, teme que el arancel pueda “hacer más daño que bien”, Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, la principal asociación gremial del país, aplaudió la medida como un “paso positivo”.
Quien no ha dudado en apoyar el anuncio del presidente ha sido Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, la principal asociación gremial del país. Para el sindicalista la decisión presidencial supone la primera vez en la que no sólo se habla del problema, también se hace algo para solucionarlo.
Además añadió que “Trump y su equipo están más alineados con las demandas de los trabajadores que los presidentes precedentes en comercio.
Una encuesta de la Universidad Quinnipiac aportó la visión de los ciudadanos del común, y reveló que más de la mitad de los estadounidenses no comparte las afirmaciones de Trump sobre que una guerra comercial sería “buena” y “fácil de ganar” para su país. EFE

Publicado en: Documentos