Impopularidad de Obama y baja participación asestan duro revés a los demócratas

El Partido Demócrata recibió este martes un esperado correctivo en los comicios legislativos de Estados Unidos, arrastrado por un mapa electoral favorable a los republicanos y por la nada beneficiosa caída en picado de la popularidad del presidente Barack Obama.
El presidente estadounidense, Barack Obama (i) junto al líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. EFE/Archivo/Andrew Harrer El presidente estadounidense, Barack Obama (i) junto al líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. EFE/Archivo/Andrew Harrer

Raquel Godos 

Apenas habían cerrado los primeros colegios electorales en la costa este, cuando ya los recuentos más tempranos le daban la victoria al líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. Si bien no había duda de que los conservadores se harían de nuevo con la Cámara Baja, existían esperanzas -aunque pocas- de que los demócratas mantuvieran la mayoría en el Senado gracias a un puñado de estados en los que las batallas se prometían ajustadas, pero no pudo ser. 

Las elecciones de mitad de mandato tienden a ir en contra del partido que está en la Casa Blanca (…). No esperamos que el partido del presidente gane escaños, esperamos siempre que pierdan alguno y, aunque el presidente no aparezca en la papeleta, sí lo hacen sus políticas”, indicó John Fortier, experto en Ciencia Política.

Minorías como la latina podían tener un voto decisivo dada su presencia en algunos de los estados más reñidos, como Colorado, que también cambió de manos y terminó por teñirse de “rojo republicano”, pero los demócratas podrían haber minusvalorado el impacto que les ha supuesto su baja participación por su decepción en materia migratoria. 

A Obama  le quedan dos años en el Despacho Oval en los que deberá trabajar por encontrar puntos de consenso con los conservadores para avanzar en su agenda, y previsiblemente hará uso de su poder ejecutivo para lograr aquellos en los que no converja.

Estas elecciones sobre las que se han escrito ríos de tinta e infinidad de pronósticos, abren, ante todo, la campaña para las próximas: las tan esperadas presidenciales de 2016. 

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es 

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico declientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-