SIRIA/GUERRA

EEUU ataca Siria en respuesta al uso de armas químicas

La ofensiva militar esta madrugada por parte de EEUU, Francia y el Reino Unido contra Siria, tras el reciente ataque con armas químicas del Gobierno sirio en la ciudad oriental de Duma el pasado sábado, es la segunda que lanza Estados Unidos contra el país árabe, por el mismo motivo, en un año.
EFE/_Archivo EFE/_Archivo

El ataque por parte de EEUU, Francia y el Reino Unido contra Siria, tras el reciente ataque con armas químicas del Gobierno sirio en la ciudad oriental de Duma , es la segunda que lanza Estados Unidos contra el país árabe por el mismo motivo en un año. 

En abril de 2017 se acusó al régimen sirio de bombardear con armas químicas, el día 4 de ese mes, la localidad de Jan Shijún, en el norte de Siria, lo que ocasionó 86 víctimas mortales según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Sólo tres días después, el día 7,  EEUU bombardeaba la base aérea de Shayrat en respuesta, lo que significó la primera agresión directa de EE.UU. desde que comenzara el conflicto en Siria.  Dicho ataque se produjo en solitario por parte de EEUU y destruyó el 20 % de la flota militar aérea de Damasco.

El ataque en la  madrugada del 14 abril de 2018, se produce a consecuencia del reciente bombardeo  con armas químicas, del Gobierno sirio en la ciudad oriental de Duma, siete días antes, en el que murieron al menos 40 personas por asfixia en la ciudad de Duma, el último bastión rebelde a las afueras de Damasco.

El 9 abril Estados Unidos dice en la ONU que “responderá” al supuesto ataque químico del fin de semana en Siria, mientras que Rusia advierte a Washington de “graves repercusiones” si opta por una acción militar contra el régimen de Damasco.

El 13 abril la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, aseguró que hay “prueba” del supuesto ataque químico en Siria y considera necesario responder para frenar el uso de este tipo de armamento. Ese mismo día los militares rusos acusaron al Gobierno de Londres de haber participado en el montaje del supuesto ataque con armas químicas en la ciudad siria de Duma, del que Occidente responsabiliza al régimen de Damasco.

La Comisión de Investigación de la ONU para Siria pidió también ayer viernes que se preserven las pruebas del presunto ataque químico de hace una semana en la localidad siria de Duma y que los responsables sean identificados y rindan cuentas.

Estos hechos llevaron al presidente Trump a ordenar esta madrugada una ofensiva conjunta con Francia y el Reino Unido contra las “capacidades de armamento químico” de Bachar al Asad como respuesta a un presunto ataque químico sirio.

 

Ocho años de Guerra Civil

Siria afronta desde marzo de 2011 una  guerras civil  que comenzó con un levantamiento popular en contra del régimen de Bachar el Asad que ha provocado más de 353.935 muertos según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que no descarta que la cifra ascienda realmente a más de 511.000.

La falta de libertades y el férreo control policial ejercido sobre una población, que ha vivido bajo una ley de emergencia desde que el partido Baaz llegó al poder en 1963 aunque después fue retirada, actuaron como primer detonante.

El país, de mayoría sunní, gobernado desde 1971 por la minoría alauí (una secta del chiismo modernizada) representada por Bachar El Asad que sucedió a su padre a su muerte en el 2000, vive desde el 15 de marzo de 2011 las protestas antigubernamentales más graves de su historia reciente desde la revuelta sunní de los Hermanos Musulmanes en 1982 en Hama, en las que murieron 20.000 de ellos.

La represión le ha supuesto a Siria sanciones por parte de organismos internacionales y la suspensión de la Liga Arabe en noviembre de 2011.
Las autoridades sirias han prohibido la entrada a los medios de comunicación internacionales, de forma que las únicas fuentes de información son las oficiales y lo que los opositores publican en Internet y relatan por teléfono, lo que a su vez dificulta el recuento de víctimas mortales a las organizaciones de derechos humanos.

La situación se agravó a comienzos de febrero de 2012 a raíz del asedio a Homs bombardeada desde el aire y que ha provocado centenares de muertos, y una crisis humanitaria sin precedentes y después en agosto con las matanzas de Hula, Tremseh, o Daraya, donde la oposición denunció el asesinato de más de 300 personas en cinco días, la mayoría civiles.

En mayo de 2013 el conflicto se extendió al Líbano después de que la milicia Hizbula, alidada de Damasco, interviniera al lado del Ejército para combatir a los rebeldes en la ciudad de Quseir, un enclave estratégico para los rebeldes debido a su ubicación que conecta el norte del Líbano, de mayoría suní, con Homs, que permite el abastecimiento de armas.

El 22 de septiembre de 2014 EEUU  y las naciones aliadas iniciaron una ofensiva de ataques aéreos contra esta organización yihadista.

El 27 de febrero de 2016 comenzó un alto el fuego negociado por la comunidad internacional y después de un largo proceso negociador en Ginebra, Viena, Nueva York y Riad.  Además, y en paralelo, desde 2012 y hasta marzo de 2018, se celebraron nueve rondas de negociaciones auspiciadas por la ONU entre las partes, la mayoría de ellas en Ginebra, todas infructuosas.

Los presidentes  Trump y Putin que forman parte junto con Irán y Turquía de los países garantes para el cese de las hostilidades, también impulsan iniciativas de paz.

EFE/Doc

 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Cronologías