Drones: ¿La clave para el desarrollo y la seguridad en África?

Los drones que nacieron para uso militar hace más de treinta años han provocado una auténtica revolución y serán parte de nuestra vida cotidiana, una presencia que en África tendrá una especial importancia dadas las grandes deficiencias, cuando no ausencias, en sectores como sanidad, agroalimentario y seguridad.
En la imagen un dron lleva un salvavidas hasta un punto marcado como parte de la formación de los pilotos. EFE/Archivo/Manuel BruqueEn la imagen un dron lleva un salvavidas hasta un punto marcado como parte de la formación de los pilotos. EFE/Archivo/Manuel Bruque

Juan A. Mora Tebas, Coronel, analista del IEEE

 

Estas circunstancias convierten a las aeronaves no tripuladas en grandes impulsoras del desarrollo en el continente africano.

Tan grande como un avión de pasajeros Boeing 737 y tan pequeño como un colibrí existen una gran variedad de drones. Las actividades que se beneficiarán significativamente de su uso en África abarcan, entre otras, la agricultura, servicios de emergencia, cartografía 3D, ayuda humanitaria y seguridad y defensa.

Para la agricultura, la aplicación de drones permitirá observar los cultivos con más precisión que las imágenes de satélites y recopilar una gran cantidad de datos, como pueden ser detectar malezas y enfermedades en los cultivos, informar de daños causados por catástrofes o estimar la cantidad de fertilizante necesitado.

En el caso de los servicios de emergencia, la primera acción de los órganos encargados de responder en caso de catástrofes es averiguar lo qué sucedió, el número de personas que necesitan asistencia y qué tipo de ayuda es imprescindible proporcionar a los supervivientes.

Esas tareas se facilitan con el uso de drones por su capacidad de captar imágenes y que éstas puedan realizarse por la noche, así como introducirse en el interior de edificios u otros espacios de difícil acceso.

La cartografía también se beneficiará en África, un continente donde solo el 10 % de las zonas rurales están mapeado y registrado, lo que constituye un serio obstáculo al desarrollo. También la facilidad de llegar con estas aeronaves a lugares inaccesibles por la falta de infraestructuras apropiadas hará más fácil el transporte de material humanitario.

Entre las características de los drones más útiles para la seguridad y la defensa está que son silenciosos, resistentes, polivalentes y casi invisibles a simple vista, pudiendo emplearse para misiones de vigilancia pero también para ataques selectivos.

Los drones han demostrado ser parte de la solución a un conjunto de problemas difíciles pues permiten supervisar, con recursos limitados, extensas áreas de terreno difícil y escasa infraestructura vial.

España está vinculada a dos proyectos sobre desarrollo de drones en África. El primero, en Mauritania, donde la empresa española HEMAV, proveedora de servicios con drones, ha sido seleccionada para el proyecto gubernamental “Drones for Desert Locust”, cuyo objetivo es controlar las plagas de langosta en el desierto de ese país.

Y en Etiopía la también española Embention lidera el proyecto “Drones Against Tsetse”, una iniciativa para el control de la tripanomiasis africana, conocida como enfermedad del sueño y con fuerte impacto en las regiones agrarias. Este proyecto está gestionado en colaboración con la IAEA, el Ministerio etíope de Ganadería y Alimentación y la FAO.

En el desarrollo de la industria de los drones, que ha comenzado lentamente en la mayoría de las zonas del planeta, los países africanos son más receptivos e innovadores, y eso constituye un banco de pruebas idóneo para nuevas ideas frente a los países occidentales, que son demasiado lentos en desarrollar y aplicar por su pesada burocracia.

Para favorecer la implantación y posterior expansión de esta tecnología surge la necesidad de una coordinación común que comienza con la normativa. En esta línea hay iniciativas como la Conferencia sobre Drones en África que acogió Nairobi en junio de 2017

Sin duda, los drones ofrecen un gran potencial para resolver muchos retos presentes en las diferentes regiones del continente africano. Además, pueden ser la clave para el cumplimiento de los objetivos fijados en la Agenda 2063 de la Unión Africana: crear una África más prospera, unida, segura y autosuficiente.

Aquí  puede leer el artículo completo

 

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Firmas

imagen

imagen