Editada una obra póstuma de José Saramago

"Alabardas, Alabardas! Espingardas, Espingardas!", libro inédito del Nobel de Literatura, José Saramago (1922-2010), el único en lengua portuguesa. Su viuda y traductora al español, Pilar del Río, explicó que el nuevo texto de Saramago es un mensaje contra "la violencia, la guerra y la barbarie" en un mundo en el que cada vez proliferan más.
La periodista Pilar del Río, vuida y editora de parte de la obra del escritor portugués, José Saramago. EFE/Archivo.La periodista Pilar del Río, vuida y editora de parte de la obra del escritor portugués, José Saramago. EFE/Archivo.

El libro presentado hoy estuvo arropado por figuras como el juez Baltazar Garzón y el escritor italiano Roberto Saviano. La obra póstuma de Saramago tiene en torno a 130 páginas, está editado por Porto Editora, en Portugal,  y mantiene la fina ironía  de Saramago.

  “Alabardas, Alabardas! Espingardas, Espingardas!” indaga en las contradicciones entre un hombre obsesionado con las armas y una mujer que las detesta. Ambos, que son marido y mujer, intervienen en una trama con otros personajes relacionados con el mundo de las armas y su industria.

El titulo del libro que se edita ahora “Alabardas, Alabardas! Espingardas, Espingardas!”, se ha extraído de un verso del dramaturgo portugués Gil Vicente. Es una obra inacabada que el autor había comenzado a finales del 2009 y había proseguido en febrero del 2010.  Sin embargo, meses más tarde falleció  en isla canaria de Lanzarote, a los 87 años.

El texto, que escarba en el absurdo en el que los humanos muchas veces incurren, cuenta además con ilustraciones del premio nobel alemán Günter Grass y un posfacio del ensayista y poeta español Fernando Gómez Aguilera, un especialista en la obra del literato portugués.

El escritor portugués nacido en la aldea de Azinhaga en 1922 editó su primera obra, “Terra do pecado”, en 1947, y cultivó otros géneros como el ensayo, los artículos y cuentos. La crítica aprecia el original estilo de Saramago, que dota a su producción de una acentuada “oralidad” por la que el texto, que no respeta las reglas sintácticas y de puntuación, parece un reflejo de una voz viva

Saramago, autor de novelas como “Ensayo sobre la Ceguera” (1995) o “El año de la muerte de Ricardo Reis” (1984), promovió también la Fundación José Saramago, creada en 2007 para asumir, tanto en la letra como en el espíritu, la Declaración Universal de los Derechos Humanos. EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas