Dimite el ministro de Economía francés a ocho meses de las presidenciales

El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, representante del ala más liberal del Ejecutivo socialista, ha presentado su dimisión a ocho meses de las elecciones presidenciales y con el objetivo de centrarse completamente en su propio movimiento, En Marcha.
El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron. EFE/ARCHIVOEl ministro de Economía francés, Emmanuel Macron. EFE/ARCHIVO

Macron, forjado en la banca de finanzas y sin pasado político hasta su entrada en el Ejecutivo francés en agosto de 2014, será sustituido por el actual titular de Finanzas, Michel Sapin, que asumirá las dos carteras.
Su anuncio pone fin a dos años al frente de un ministerio estratégico, en el que queda como herencia principalmente su propia ley “para el crecimiento, la actividad y la igualdad de oportunidades económicas”, que contempla una tímida liberalización y la desregulación de profesiones como la de notario.
El balance de su trabajo confirmó a grandes rasgos las reacciones que había suscitado hasta ahora su labor: alabanzas entre el sector empresarial, y críticas entre los sindicatos.
Para Philippe Martinez, presidente de la primera agrupación sindical del país, la CGT, Macron es símbolo de la “deriva liberal de todo un Gobierno”.
El sindicalista, que se pronunció poco antes de que se oficializara su salida, le acusó de favorecer a las grandes empresas, de defender poco los intereses de los empleados y de preocuparse más por su carrera personal que por el interés colectivo.
Pierre Gattaz, presidente de la principal patronal francesa, Medef, consideró en cambio que fue “un buen ministro de Economía”, que conoce bien el mundo de la empresa, el sector digital y la mundialización, aunque pese a todo podría haber ido “más lejos”.
Hollande, que le abrió las puertas del Elíseo, se limitó hoy a agradecerle el trabajo emprendido, mientras que el portavoz gubernamental, Stéphane Le Foll, se alineó con los críticos al afirmar que “cuando se está en el Gobierno se trabaja en equipo” y “se afrontan las dificultades”.
Para el expresidente conservador y candidato las primarias de Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, su dimisión simboliza en sí misma el fracaso del Ejecutivo socialista.
“El principal colaborador de Hollande, que preparó sus principales discursos, nos dice que se ha equivocado, que no estaba con Hollande, sino consigo mismo”, criticó el antiguo mandatario, que marcó la semana pasada la precampaña de su partido al anunciar abiertamente que aspira a recuperar el poder.
La salida de Macron fue acompañada de otra de menor calado político: la dimisión “por razones personales” de la ministra de Ultramar, George Pau-Langevin, que será reemplazada por Ericka Bareigts, actualmente secretaria de Estado de Igualdad. EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas