Diez claves para entender el mundo durante el 2016

Para ser un año nuevo, teóricamente lleno de posibilidades y esperanzas, 2016 se presenta a escala internacional con un preocupante superávit de preocupaciones e incertidumbres.
Varios operarios colocan dos números del año 2016, que serán iluminados en la icónica plaza de Times Square en Nueva York, Estados Unidos. EFE/ArcVarios operarios colocan dos números del año 2016, que serán iluminados en la icónica plaza de Times Square en Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo/Justin Lane

Jesús R. Martín

La implosión de Oriente Medio, con Siria a la cabeza, se presenta más problemática que nunca, con el consiguiente precio a pagar en sangre y sufrimiento.

Nada hace indicar que Europa haya aprendido a formular respuestas más adecuadas ante crisis como la planteada por una acumulación de refugiados no vista desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Sin olvidar persistentes preocupaciones sobre Rusia, China o las dificultades para superar la crisis financiera de 2008.

Por primera vez en las últimas décadas, según ha explicado el Financial Times, todos y cada uno de los grandes centros de poder en el mundo comparten un sentimiento de malestar, pesimismo, falta de confianza y declive.

Todo ello alimentado por una combinación de creciente resentimiento contra las élites, la ansiedad generada por las desigualdades económicas y la rabia que produce la corrupción política.

1. La geografía variable del ISIS

Si el ISIS tiene tres caras -guerra convencional, terrorismo y califato virtual- solamente en una de ellas, la guerra convencional, está empezando a sufrir algunos retrocesos.
Durante la recta final del 2015, la que pasa por ser la organización terrorista más exitosa de la historia se ha embarcado en una ofensiva de atentados por todo el mundo hasta llegar a París, con más de un millar de víctimas mortales.

2.- La guerra de Siria

Cuesta pensar que lo peor de la guerra de Siria -con sus 300.000 muertos y 4 millones de refugiados- esté todavía por llegar. Sin embargo, el quinto aniversario de ese conflicto se aproxima con muy limitadas esperanzas de conseguir un punto y final.
En 2015, algunas victorias limitadas se han logrado contra el autodenominado Estado Islámico, especialmente por parte de milicias kurdas con el respaldo aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos.
Sin embargo, el conflicto existencial entre el gobierno Bachar al Asad y sus opositores prosigue, multiplicando tensiones en la región. Turquía y Rusia se encuentran abiertamente enfrentadas, mientras Irán y Arabia Saudí siguen apostando por bandos contrarios.

3.- En busca del 45 presidente

El mayor espectáculo electoral del mundo -las presidenciales de Estados Unidos- comenzarán el próximo 1 de febrero con los “caucuses” de Iowa, seguidos una semana después por las primarias de New Hampshire.

Esta primera vuelta, con ayuda del voto popular, producirá los dos principales candidatos que se disputarán la Casa Blanca el 8 de noviembre de 2016.

En las filas del Partido Demócrata, la opción de Hillary Clinton empieza a presentarse como algo inevitable a pesar de que su mayor lastre político sea ella misma.

En el bando del Partido Republicano, el pulso librado desde hace medio año ha terminado por degenerar en lo más parecido a un “reality show”.

4.- Brasil, dudas olímpicas

En agosto, Brasil protagonizará un carnaval deportivo con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Se supone que es el momento ideal para brillar ante el mundo pero todo hace indicar que el 2016 seguirá siendo un año muy complicado para los brasileños.

El emergente gigante latinoamericano se enfrenta a un sistema político cuestionado por su propia corrupción, una economía en profundo retroceso y una frustrada clase media que espera mucho más que alardes olímpicos.

El nuevo año debilitante para Brasil comienza con la presidenta Dilma Rousseff luchando contra un juicio político, un proceso de “impeachment” iniciado en diciembre y que se demorará durante meses.

5.- El adiós de Obama

Para ser un presidente de Estados Unidos en la recta final de su segundo mandato, Barack Obama ha conseguido demostrar que existen tantas limitaciones como oportunidades para los llamados “patos cojos” de la Casa Blanca.

A pesar de tener un Congreso dominado por los republicanos y una evidente fecha de caducidad, Obama ha sido capaz de dominar buena parte del debate político.

6.- Brexit o Bremain

Tras la inesperada victoria conservadora en las elecciones parlamentarias de primavera, la gran cuestión que centra el debate político en Westminster es la promesa de someter a consulta popular la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea.

El compromiso asumido por el primer ministro David Cameron es que ese referéndum se produzca antes de que termine 2017 pero todo hace indicar que el voto se realizará durante el 2016.

Según The Economist, al menos tres factores aconsejan dilucidar este dilema cuanto antes: el líder de los “tories” todavía goza de una cierta luna de miel política; sería mejor hacerlo antes del congreso del Partido Conservador previsto para el próximo mes de octubre; y 2017 con elecciones en Francia y Alemania no es un buen año para encontrar árnica en Bruselas.

7- Europa

Superada la enorme distracción de Grecia, 2016 se presenta como un año clave para demostrar que la recuperación económica de la eurozona es sostenible y suficientemente robusta como para conjurar un panorama de deflación.

Ante el riesgo de ralentización y una mínima inflación, se espera que el Banco Central Europea mantenga su política de estímulo (QE) más allá de su final previsto para septiembre del 2016.

 

8.- El año del mono en China

En febrero, los chinos alrededor del mundo celebrarán el año del mono. Se supone que los nacidos bajo su influencia son de ingenio rápido, aventureros, ambiciosos y listos.

Cualidades zodiacales que va a necesitar China en un año con multiplicadas dudas sobre la ralentización de su economía, que durante las últimas décadas ha conseguido sumar una triplicada tasa de crecimiento con respecto a Estados Unidos.

9.- Putin, el autócrata moderno

En septiembre, Rusia volverá a realizar la pirueta política de celebrar elecciones sin democracia. Vladímir Putin se ha consolidado como el arquetipo del autócrata moderno, que hace lo que quiere pero sin perder de vista a su opinión pública.

En este sentido, su popularidad alimentada con toda clase de propaganda podría llegar al límite en 2016. El esplendor económico ruso, basado en los altos precios de sus exportaciones energéticas y todo el crecimiento que no era posible bajo el comunismo, ha llegado a un abrupto final de recesión, sanciones, inflación del 15 por ciento y desconfianza que se transforma en fuga de capitales.

10.- Aniversarios y citas

En enero de 2015, Wikipedia celebra su 15 cumpleaños y en marzo se cumplirá una década desde la publicación del primer mensaje en Twitter. Entre las grandes aportaciones germanas al mundo, en primavera se recordarán los quinientos años de tradición en materia de pureza cervecera, gracias a la Bavarian Reinheitsgebot.

Regulación promulgada por Guillermo IV por la que la cerveza de pura raza solo puede ser elaborada a partir de tres ingredientes: agua, cebada malteada y lúpulo.

– Accede al contenido completo escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

 

imagen

imagen