Díaz Ferrán afronta su primer juicio por fraude fiscal con Aerolíneas

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán se sienta por primera vez en el banquillo de los acusados para ser juzgado por un delito contra la Hacienda Pública al no declarar los beneficios obtenidos con la compra de Aerolíneas Argentinas por Air Comet.
EFE/Archivo/Bernardo Rodríguez/svb.

EFE/Archivo/Bernardo Rodríguez/svb.

  

  Nacido en Madrid, el 27 de diciembre de 1942, comenzó en la empresa familiar de transporte de viajeros y en 1967 fundó, junto con Gonzalo Pascual Arias, Trapsa, dedicada al transporte urbano en Madrid, y en 1971, la mayorista de viajes, Trapsatur.

 En septiembre de 1985 compraron la agencia de viajes Marsans al Gobierno por 626 millones de pesetas y convirtieron la compañía en cabecera del grupo.

 Entre las empresas participadas por Marsans se encontraban la aerolínea Spanair (creada por ellos en 1986 con el grupo escandinavo Vingresor, que  pasó a SAS), Pullmantur o Travel Bus.

 En 1992 fundaron la cadena hotelera Hotetur,  en 1996 Air Plus Comet y en 2003 se hicieron con el operador turístico Tiempo Libre y la marca Mundicolor.

 La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales también les adjudicó Aerolíneas Argentinas a cambio de que asumieran la mitad de su deuda histórica cifrada en 615 millones de dólares. Las autoridades argentinas reclaman la titularidad de la compañía.

    Designado en febrero de 2006 para ocupar una de las 11 vicepresidencias de la patronal CEOE,  pasó a presidir esta entidad el 30 de junio de 2007. Reelegido  presidente el 2 de abril de 2009 por tres años, a finales de ese año empezaron a conocerse los problemas financieros de sus empresas.

 Por este motivo, el 12 de mayo de 2010 el Instituto de la Empresa Familiar cuestionó su  continuidad al frente de la CEOE y le pidió que abandonase el cargo. No sucedió así con los miembros de su organización, como el presidente de Fomento del Trabajo, Joan Rosell, que aseguró que los empresarios no se planteaban pedir su dimisión.

  Acuciado por sus problemas, el 20 de octubre de 2010 anunció que no agotaría su mandato y convocó elecciones anticipadas para el 21 de diciembre de 2010, siendo  fue sustituido por Joan Rosell como presidente de la CEOE.

 Las primeras alarmas sobre la marcha de sus empresas saltaron en diciembre de 2009 cuando Air Comet anunció que dejaba de operar y tres meses después presentó concurso de acreedores con una deuda de 160 millones de euros. A esta quiebra siguieron otras que culminaron el 10 de junio de 2010, cuando  él  y  su socio Gonzalo Pascual vendieron el grupo Marsans por 600 millones de euros a Posibilitum Business, empresa especializada en la adquisición y reflotación de sociedades.

 El 25 de junio de 2010, el Juzgado número 12 de Madrid declaró a Viajes Marsáns en concurso de acreedores. Esta situación dio comienzo a un proceso judicial que acabó con el embargo de  sus bienes y su ingreso en la cárcel madrileña de Soto del Real el 5 de diciembre de 2012, eludible con una fianza de 30 millones de euros, que le fue rebajada el 4 de febrero de 2013 a 10 millones de euros.

 El 20 de febrero de 2013,  la Audiencia Nacional suspendió el juicio previsto por un delito contra la Hacienda Pública tras comprar Aerolíneas Argentinas en 2001.

  Finalmente el 14 de junio de 2013, la titular del Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid calificó como culpable el concurso de Viajes Marsans y le  inhabilitó durante 15 años para “administrar bienes ajenos” o “representar o administrar a cualquier persona”.
EFE/DOC