El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una inversión en el Congreso. EFE/Sergio BarrenecheaEl presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una inversión en el Congreso. EFE/Sergio Barrenechea

Carlos Moral

El pacto para sustituir en seis meses la ley de educación (Lomce), que todos los partidos de la oposición exigían, y el acuerdo de Estado entre los grupos parlamentarios del PP y el PSOE para luchar contra la violencia de género completan el cuadro del consenso de las primeras semanas del nuevo Gobierno.

Los populares han elegido a los socialistas como socio preferente, con el objetivo de garantizarse una mayoría amplia y estable, lo que ha motivado algunos recelos de Ciudadanos, que firmó con el PP el pacto que permitió la investidura del presidente del Gobierno.

La rapidez y aparente facilidad con la que han llegado los acuerdos entre populares y socialistas constituye un giro de la dinámica que ha caracterizado la política española de las últimas décadas, en las que los dos partidos mantenían distancias que presentaban como insalvables sobre la mayoría de asuntos relevantes.

La fragmentación parlamentaria y la parálisis política vivida en el último año han empujado el cambio de escenario. La aritmética hace muy difícil que el PP gobierne sin la complicidad del PSOE, y éste, inmerso en una crisis sin precedentes, necesita tiempo y sosiego para recomponerse.

A la vez, los socialistas tienen interés en subrayar su perfil de partido responsable y de gobierno y en capitalizar los acuerdos que impugnan, o al menos modifican, las políticas adoptadas por Rajoy en la pasada legislatura.

Sin embargo, para los socialistas es imprescindible marcar distancias con los populares y evitar que Podemos se atribuya en exclusiva el papel de oposición, así que es probable que los acuerdos sean más complicados en otras materias, como los Presupuestos para el próximo año.

Hasta ahora, el Gobierno ha dado muestras de flexibilidad en las negociaciones y, en algún caso, como el de la ley de educación, ha hecho de la necesidad virtud, anticipándose con el acuerdo para sustituir la lomce a la más que posible decisión del Parlamento.

Con el acuerdo para relajar la senda de consolidación fiscal a las autonomías, adoptado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con la oposición de Cataluña y las “socialistas” Baleares y Comunidad Valenciana, el Gobierno sentó las bases para fijar el techo de gasto, que será de 118.337 millones de euros para 2017, la misma cifra con la que se liquidará 2016.

Aunque el anuncio no agradó a Ciudadanos, porque supone 5.000 millones menos de lo inicialmente presupuestado, finalmente apoyará la decisión del Gobierno. La formación naranja ha aceptado, tras negociar con el Ejecutivo, reducir de 5.000 a 3.850 millones de euros las inversiones en gasto social y medidas de dinamización económica comprometidas en el pacto de investidura.

Tampoco convenció a C’s el real decreto ley de medidas fiscales aprobado por el Gobierno que modifica los impuestos especiales -con subidas del alcohol y el tabaco- y el impuesto de sociedades -este capítulo si lo comparte el partido naranja- para recaudar 4.650 millones de euros adicionales.

Después del techo de gasto, los siguientes asuntos en la agenda económica serán los Presupuestos para el año próximo, la financiación autonómica y el pacto sobre las pensiones, materias en las que alcanzar acuerdos va a resultar mucho más complejo.

De momento, ya está en marcha la subcomisión parlamentaria que se encargará de evaluar la reforma de la ley integral de violencia de género, con el apoyo de todos los grupos, y PP, PSOE y Ciudadanos impulsarán otra subcomisión que, en el plazo de seis meses, elaborará un informe base para que el Gobierno redacte un proyecto de Ley Básica de Educación que sustituya a la Lomce.

Los próximos meses revelarán el alcance de este conjunto de iniciativas y la verdadera disposición al pacto de los actores políticos. En caso de concretarse con acuerdos, supondría una vuelta a la cultura del consenso, casi olvidada desde la transición.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Análisis