Destituida la presidenta surcoreana, Park Geun-hye

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur ha ratificado por unanimidad la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye, aprobada originalmente por el parlamento debido a sus vínculos con la trama de corrupción de la "Rasputina".
La presidenta surcoreana, Park Geun-hye.EFE/ARCHIVOLa presidenta surcoreana, Park Geun-hye.EFE/ARCHIVO

La hasta ahora presidenta de 65 años, hija del fallecido dictador Park Chung-hee, está acusada de haber confabulado en la extorsión a grandes empresas con su amiga a la que permitió interferir en asuntos de Estado.

Park alcanzó en febrero de 2013 la presidencia de un país en el que el 80 por ciento de los diputados son hombres y la inmensa mayoría de instituciones y empresas apenas cuentan con representación femenina en sus órganos directivos.

La discreta política, conocida por sus limitadas capacidades de oratoria, ha vuelto a marcar un hito al convertirse en el primer residente de la Casa Azul en ser destituido en los 30 años de la joven democracia surcoreana.

Su vinculación con la política ha sido desde su infancia intensa y trágica a la vez.

Tenía 11 años cuando su padre llegó al poder y acabó instaurando un gobierno autoritario durante casi dos décadas, que es recordado tanto por los notables progresos que propiciaron el “milagro económico” del país como por la dura represión de las libertades ciudadanas y graves violaciones de los derechos humanos.

El asesinato de su madre en Seúl en 1974 (Park contaba 22 años y se acababa de graduar en ingeniería eléctrica) a manos de un seguidor acérrimo del régimen norcoreano, le obligó a asumir el papel de primera dama.

Fue entonces cuando Park entabló relación con la ahora conocida como “La Rasputina” y el padre de esta, Choi Tae-min, líder de una secta religiosa que se declaraba mensajero de su difunta madre. EFE/DOC

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas