La derecha liderada por Liga Norte, la más votada pero sin mayoría

La coalición de centroderecha, con la Liga Norte que supera a Forza Italia, ganaría las elecciones con un 37,08 %, seguida por el Movimiento 5 Estrellas (M5S) que se convierte en el partido más votado con el 31,78 %, pero en ninguno de los dos casos se consigue la mayoría, según los últimos resultados. 
Milan, Italia. 05.03.2018.- Giancarlo Giorgetti, de la Liga Norte.EFE
Milan, Italia. 05.03.2018.- Giancarlo Giorgetti, de la Liga Norte.EFE

 

 

Con más de la mitad de los votos escrutados después de 9 horas desde que se cerraron las urnas, los resultados colocan al M5S y después a la Liga Norte con el 18,37 %, como los partido más votado y ya se habla de que solo una alianza entre ellos podría sacar al país de la ingobernabilidad en la que ha vuelto a caer.

 Solo la suma de los escaños de ambas formaciones, que llegaría a los 365 diputados, superaría los 316 necesarios para poder gobernar. 

EL problema se le pone ahora al presidente de la República, Sergio Mattarella, que con estos resultados tendrá que decidir a quién pedir formar un Gobierno.
Además la Liga Norte supera en casi cinco puntos a Forza Italia de Silvio Berlusconi que consigue, por el momento, 13,82 % de los votos.

Los resultados oficiales también certifican la derrota del Partido Demócrata (PD), del primer ministro saliente, Paolo Gentiloni, pero sobre todo de su líder Matteo Renzi, al no superar el 20 % por el momento y quedarse en un 19,20 % de los votos.

De acuerdo con los resultados el Movimiento 5 Estrellas sube de manera espectacular, pero la coalición de centroderecha, con una Liga que ha logrado el sorpasso a Forza Italia, se adelantaría sin lograr los asientos necesarios.

Ahora, se abre un complejo marco político y el menos deseado por la UE, en el que las opciones moderadas se derrumban, en la tercera economía de la zona euro.

La participación en las elecciones celebradas ayer domingo, 6 de marzo, en Italia para la renovación de la Cámara de Diputados y el Senado alcanzó en torno al 74 %, según datos parciales del Ministerio del Interior. Este dato tiene en cuenta aproximadamente la mitad de los municipios italianos y es inferior a la participación registrada en los comicios precedentes, celebrados el 24 y 25 de febrero de 2013, con un 75 %.

Cuatro horas antes del cierre de las urnas había votado un 58,79 % de los italianos.

No obstante, la participación no puede compararse con la afluencia de los comicios de 2013 porque entonces se celebraron en dos días.

Este domingo 46 millones de italianos estaban llamados a las urnas, en una jornada con el temor de un posible alto índice de abstención.

 

Calendario

La primera etapa para iniciar la nueva legislatura será el registro de los diputados y senadores elegidos en las urnas, en el Parlamento entre los días 8 y 9 de marzo.

El jefe de Estado, Sergio Mattarella, abrirá el periodo de consultas para formar Gobierno a finales de mes y después de la elección de los presidentes de la Cámara de los diputados y del Senado, que comenzará el 23 de marzo.

En el Senado vale el criterio de la ancianidad por lo que tocará al expresidente de la República y senador vitalicio Giorgio Napolitano, de 93 años, presidir la primera sesión.
En la Cámara de los diputados presidirá uno de los vicepresidentes de la pasada legislatura, Luigi Di Maio o Roberto Giaccheti, del PD, en su sustitución. Y en el Senado se elegirá al presidente de manera rápida, ya que tras tres votaciones si ninguno supera la mayoría absoluta, se vota entre los dos candidatos con mayor apoyo.

Los diputados para elegir al presidente se necesitan los dos tercios en los primeras tres votaciones y después una mayoría absoluta. Pueden pasar varios días hasta que los diputados se pongan de acuerdo.

Después, el presidente del Gobierno en funciones Paolo Gentiloni presentará su dimisión y Mattarella comenzará la ronda de las consultas.
Acudirán al Quirinal, sede de la presidencia de la República, primero los presidentes de las Cámaras y después los representantes de los grupos parlamentarios.

Después Mattarella podría contar con un par de días de reflexión, para expresar la decisión final. Durante estas semanas antes del 23 de marzo, Mattarella guardará silencio y estudiará las decisiones de los partidos que tejerán sus posibles alianzas o acuerdos, al menos para buscar un candidato para colocar en las Cámaras.

Por el momento, solo una difícil alianza entre la Liga Norte, el partido más votado del centroderecha con cerca el 18 % y el M5S con el 31 % podría dar una mayoría.
Pero, quién de los dos líderes formaría Gobierno, el del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, o el de la Liga Norte, Matteo Salvini. EFE

 

imagen

imagen