ESPAÑA EUROPEAS

Los dos debates televisados sobre las europeas han tenido escasa audiencia

La campaña electoral de las elecciones europeas en España han contado con la celebración de dos debates televisivos, cuya escasa audiencia ha sido su factor común.
Líderes de partidos políticos participan en el segundo debate en televisión para las elecciones europeas.EFE/Ángel Medina G.Líderes de partidos políticos participan en el segundo debate en televisión para las elecciones europeas.EFE/Ángel Medina G.

Las encuestas han constatado el escaso interés mostrado por los españoles en estos encuentros, si bien el primero, un debate “cara a cara”, tuvo mayor seguimiento que el segundo, un “diálogo a seis”.

El primer debate lo llevaron a cabo los números uno del PP, Miguel Arias Cañete, y del PSOE, Elena Valenciano.

El segundo estuvo protagonizado por los “número dos” del PP y del PSOE, Esteban González Pons y Ramón Jáuregui, respectivamente, junto con los cabezas de lista Ramón Tremosa (CEU), Willy Meyer (IU), Francisco Sosa Wagner (UPyD) y Josep Maria Terricabras (EPDD).

El cara a cara televisado entre Cañete y Valenciano fue el menos visto entre los “duales” de la joven historia de los debates electorales en España.

Solo uno de cada diez españoles lo vieron, tuvo una audiencia media de 1.836.000 espectadores y una cuota de pantalla del 9,5 por ciento.

Además, las encuestas para dirimir el ganador no despejaron la incógnita pues los resultados fueron los esperados en función de la orientación de cada uno de los medios que encomendó su realización.

En este primer debate se habló poco de Europa y mucho de política nacional, pero entre los asuntos domésticos tratados estuvieron ausentes referencias a la corrupción o al soberanismo catalán.

En cambio, sí dio para la polémica los supuestos comentarios machistas del candidato Miguel Angel Arias Cañete, que fueron muy criticadas en las redes sociales.

Cañete dijo “si haces abuso de superioridad intelectual parece que eres un machista que está acorralando a una mujer indefensa”.

La frase fue respondida por la candidata Elena Valenciano preguntándose si su oponente político pretendía prohibir a las mujeres participar en los debates.

El segundo debate, con seis rostros, tuvo una audiencia media de 838.000 espectadores y una cuota de pantalla del 4,2 por ciento. En las anteriores europeas, ese mismo encuentro entre varios candidatos fue seguido por el 8,3 por ciento.

Según los expertos, los debates con tantos oradores al final tienen menos agilidad y menos intercambio, y por eso suelen tener menos audiencia.

El paro fue uno de los temas estrella de discusión de este segundo encuentro.

Duró 115 minutos y se inició con una introducción de un minuto para cada uno de los seis candidatos, que más tarde tratarán temas divididos en cinco bloques temáticos: economía, política social, política sectorial, derechos y libertades y el futuro de Europa.EFE/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos