Cuatro personas son ingresadas en España por sospecha de ébola

Cuatro personas sospechosas de contagio de ébola son ingresadas en España, tres en el hospital Carlos III de Madrid y otra en Tenerife. España acumula dos víctimas por ébola y un caso de de contagio.
 Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de la llegada esta mañana del religioso Miguel Pajares, el primer español contagiado de ébola, Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de la llegada esta mañana del religioso Miguel Pajares, el primer español contagiado de ébola, a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid). EFE/Archivo/Ministerio de Defensa

En el hospital Carlos III de Madrid han ingresado un hombre que usó la misma ambulancia que la auxiliar de enfermería contagiada por ébola, un misionero procedente de Liberia y un pasajero de un vuelo procedente de Nigeria con fiebre.

En Canarias, un enfermero de Cruz Roja que había regresado hace ocho días a España desde Sierra Leona, tras haber atendido a pacientes con esa enfermedad en Kenema, ha obligado a activar el protocolo del ébola en Tenerife. Están siendo controladas por precaución otras dos personas que convivían con él, aunque no presentan síntomas.

España acumula dos víctimas por ébola y un caso de de contagio.

Los fallecidos son dos religiosos repatriados: Miguel Pajares, que llegó a España desde Liberia, y Manuel García Viejo, procedente de Sierra Leona. Ambos estuvieron ingresados en el Hospital Carlos III de Madrid y murieron poco después de su llegada. Pajares falleció el 12 de agosto y fue la primera víctima europea del virus. García Viejo falleció el 25 de septiembre.

Pocos días después, la ministra española de Sanidad, Ana Mato, confirmó que Teresa Romero, una auxiliar de enfermería se contagió también de ébola. El último parte médico la encuentra estable, ya que su carga viral se ha reducido.

La sanitaria, casada y sin hijos, participó como voluntaria en el equipo que atendió al religioso español Manuel García Viejo, repatriado desde Sierra Leona el pasado mes de septiembre y que falleció el día 25 de ese mes en el Hospital Carlos III, especializado en enfermedades contagiosas.

El virus del Ébola, detectado en 1976, es transmitido al ser humano por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por contacto directo con sangre, líquidos orgánicos o tejidos de las personas infectadas.

Los primeros síntomas de esta enfermedad son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, seguidos de vómitos, funciones renal y hepáticas alteradas e intensas hemorragias internas y externas, que provocna brotes epidémicos con una tasa de mortalidad del 25% al 90%.

Según datos confirmados por la OMS de octubre, el ébola ha afectado ya a unas 7.500 personas y causado la muerte de más de 3.400, aunque este mismo organismo ha advertido que la cifra de casos reales podría ser muy superior.

Por ahora el ébola no tiene tratamiento específico ni vacuna, aunque ante la expansión del actual brote institutos nacionales de salud pública, universidades y farmacéuticas se han puesto a trabajar contra reloj y varios pacientes occidentales han sido tratados con el fármaco experimental ZMapp, de la compañía estadounidense Mapp Pharmaceuticals. EFE/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen