Cristina Iglesias, Premio Tomás Francisco Prieto

Cristina Iglesias ha sido galardonada en la XXIV edición del Premio Tomás Francisco Prieto de Medallística, que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda concede en reconocimiento a la trayectoria profesional y humana de artistas de reconocido prestigio.
EFE/Archivo/Luis Tejido

EFE/Archivo/Luis Tejido

 

Cristina Iglesias,  escultora y artista plástica, Premio Nacional de Artes Plásticas 1999, nació  en San Sebastián (Guipúzcoa), en 1956.

Antes de dedicarse al mundo del arte, estudió dos años de Ciencias Químicas, carrera que abandonó en los setenta.

Estudió entre 1977  y 1979 cerámica y dibujo en Barcelona y en 1980  amplió en Londres su formación artística en la Chelsa School of Arts.

Tras participar en 1982 en una muestra colectiva en Londres, expuso por primera vez en 1983 en un trabajo conjunto su “La imagen del animal”.

Considerada por la crítica como representante de una nueva generación de artistas españoles, expuso en 1985 en la galería madrileña Juana Aizpuru trabajos realizados en hierro, cemento y madera, con los que consiguió el reconocimiento de la crítica y del público.

En 1985 realizó su primera muestra individual en Lisboa y comenzó a participar en distintas iniciativas de promoción del arte joven europeo, en Stedelilj van Abbemuseum, de Einndhoven; en la geleria Peter Pakesch, de Viena; o en la galería Stichting de Appel de Amsterdam, entre otras.

Pero  fue su  participación en la 46 edición de la Bienal de Venecia de 1986 con la que consiguió fama y reconocimiento de la crítica.

Iglesias ha expuesto regularmente en museos y prestigiosas galerías de Europa, Norteamérica y Japón.

En 1993  junto a Antoni Tapies, representó el pabellón artístico español en la Bienal Internacional de Arte de Venecia. En 1998, tras una exposición en el Palacio de Velázquez del Retiro de Madrid, llevó la muestra al Museo Guggenheim de Bilbao, al que donó  obras suyas.

Después de diez años de planificación, en 2006 vio inaugurada la obra que ideó para la re-urbanización de la plaza Leopold Dewael, en Amberes.  Este proyecto se remontaba a 1993, cuando Amberes fue capital europea de la cultura, pero durante años estuvo parado por falta de dinero y las resistencias ante una fuente bajo tierra.  Su “fuente profunda”, instalada delante de la gran escalinata de entrada al Museo de Bellas Artes, es un bajo relieve de 35 metros por 14, cubierto de 2.700 losas con motivos de hojas, algas y champiñones pintados de color cobre.

En 2007 presentó una muestra con fotografías, vídeos y esculturas en el Instituto Cervantes de París y, fue galardonada con el premio Sabino Arana de Bilbao.

Sus obras  se exhiben en Toledo, en los fondos del Museo Guggenheim de Bilbao, en los de la Fundación La Caixa y del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

En  2009  presentó su primera exposición individual en Italia, en la Fundación Arnaldo Pomodoro de Milán.

En febrero de 2013, abrió en el Museo Reina Sofía una importante exposición retrospectiva, “Metonimia”,  que recoge su producción hasta los años ochenta.

Entre sus galardones destaca el premio Nacional de las Artes Plásticas 1999, compartido con el pintor Pablo Palazuelo o el  Premio AECA al mejor artista vivo español representado en la Feria ARCO, en 2009.

 

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas