El conservador Sebastián Piñera asume por segunda vez la Presidencia de Chile

El político conservador y empresario Sebastián Piñera ha sido investido por segunda vez presidente de Chile, en una ceremonia en el Congreso, en el puerto de Valparaíso, ante cerca de 1.400 asistentes.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera. EFE/ARCHIVOEl presidente de Chile, Sebastián Piñera. EFE/ARCHIVO

En la ceremonia, la mandataria saliente, la socialista Michelle Bachelet, entregó la banda presidencial para que le fuera colocada a Piñera, sobre la cual le fue impuesta la piocha del padre de la patria, Bernardo O’Higgins, una estrella de cinco puntas considerada símbolo de poder del país.

“La meta es recuperar el crecimiento”, afirmó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien precisó que la meta del nuevo Gobierno es alcanzar un crecimiento promedio del producto interior bruto (PIB) del 4 % en los próximos cuatro años.

Ello se puede alcanzar “a través de políticas económicas y gestión de recuperación de confianzas y disminución de la incertidumbre. Hay que aprovechar los buenos ciclos de la economía internacional”, dijo Larraín, que también dirigió las finanzas públicas en el primer Gobierno de Sebastián Piñera.

Ya como presidente, Piñera abandonó el Congreso y se alejó en un automóvil descubierto, entre los honores presentados por formaciones militares y saludando a la gente apostada en las aceras.

La ceremonia, una de las más breves desde que Chile recuperó la democracia, en 1990, contó con la presencia de cerca de 1.400 invitados, incluidos el rey emérito de España, Juan Carlos de Borbón, y los presidentes de Argentina, Brasil, México, Perú, Honduras, Ecuador y Bolivia, cancilleres y representantes de Uruguay, Colombia, Irán, Costa Rica, Nueva Zelanda, Ucrania, Reino Unido, España, Polonia, Ghana y Japón, entre otros.

Antes de viajar a Santiago, Piñera regresó al Palacio de Cerro Castillo, en Viña del Mar, donde ofreció un almuerzo a los presidentes, representantes de gobiernos y a otros invitados a su investidura, al que no asistió el mandatario boliviano, Evo Morales.

El presidente argentino, Mauricio Macri, cercano a Piñera, celebró también que en la región “reina la democracia y el respeto a los derechos humanos”, pese a “una excepción dolorosa que tenemos”, en alusión a la situación que se vive en Venezuela. EFE/DOC

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Protagonistas