El Congreso da luz verde al nuevo Concierto Económico y al Cupo

El pleno del Congreso ha aprobado hoy la modificación del Concierto Económico y la nueva metodología de señalamiento del Cupo para el quinquenio 2017-2021, de 1.300 millones de euros, en un debate exprés con llamamientos del Gobierno y los grupos a cerrar ya la reforma de la financiación autonómica.
En la imagen el portavoz del PNV, Aitor Esteban (i), conversa con el diputado Pedro María Azpiazu (d), en el Congreso de los Diputados, en agosto de En la imagen el portavoz del PNV, Aitor Esteban (i), conversa con el diputado Pedro María Azpiazu (d), en el Congreso de los Diputados, en agosto de 2016. EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo

 

El proyecto de ley del Concierto, ha sido respaldada por 294 votos de los 330 diputados que se han pronunciado, ya que sólo Ciudadanos y Compromís se han manifestado en contra, mientras que el cupo ha tenido 292 votos a favor, dado que EH Bildu se ha abstenido en este caso. Ciudadanos había presentado sendas enmiendas a la totalidad, que han sido rechazadas.

Durante el debate, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido el Cupo y ha negado que suponga privilegios ni agravios para Euskadi ni que su aprobación sea fruto de un pacto político con el PNV para sacar adelante los presupuestos generales del Estado.

El pasado mes de mayo, los Gobiernos central y vasco alcanzaron un acuerdo sobre el Cupo, se fijó en 956 millones anuales, 192 menos que en 2016, y que supondría la devolución a Euskadi por parte del Estado de 1.400 millones por los retrasos acumulados desde 2007.

En plena democracia, el 13 de mayo de 1981 el Parlamento aprobó el Concierto Económico entre el Estado y el País Vasco, que entró en vigor a partir del 1 de junio. Y vigente hasta el 31 de diciembre de 2001, año en el que concluía el Concierto con Alava.

Por la Ley de Conciertos Económicos de 1981, las diputaciones de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya podían mantener, establecer y regular dentro de su territorio el régimen tributario salvo los tributos integrantes de la renta de aduanas, que se recaudaban a través de monopolios fiscales, y la imposición sobre alcoholes, cuya regulación competía al Estado.

Asimismo. con la finalidad de que la aplicación del Estatuto y el Concierto no derivara en una situación de financiación institucional desequilibrada, el País Vasco transfiere parte de los recursos tributarios a la Administración central para hacer frente a las cargas generales que son de competencia exclusiva del Estado. Esta contribución se denomina CUPO y su cuantificación viene dada por la dimensión de las cargas del Estado.

En marzo de 2002 el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (PP), la vicelehendakari, Idoia Zenarruzanbeitia (PNV), y los diputados generales de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya firmaron la renovación del Concierto Económico que, por primera vez en su historia, tuvo carácter indefinido.

En ese nuevo Concierto se incluyeron varias mejoras, las Diputaciones vascas pasaban a recaudar prácticamente todos los impuestos menos la importación del IVA.
Cinco años después, para evitar la judicialización del Concierto Económico, la Cámara Vasca aprobó una proposición de ley en la que pedía una modificación de las leyes orgánicas del Tribunal Constitucional (TC) y del Poder Judicial.

Se aprobó en febrero de 2010 y supuso una mayor seguridad jurídica porque sólo se podrán impugnar ante el TC y no ante las instancias ordinarias como hasta ese momento. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos